Consejos para recuperar tu cabello después del verano

Después de estar en la playa y la piscina, el pelo se vuelve más poroso por la acción del sol, el cloro y el salitre. Para volver a lucir una melena sana y densa, apunta los trucos de nuestra coach de belleza, Cuca Miquel

Female tourist in Ibiza
Getty ImagesF.J. Jiménez

¿Quién no sueña con tener una bonita melena densa y sedosa? Después de las vacaciones, en las que pasamos los días entre la playa y la piscina, el pelo se estropea. El cabello es una fibra de queratina que surge de un folículo piloso con un porcentaje alto de azufre y minerales como yodo y zinc. También posee un tallo piloso, con varias capas de dentro hacia fuera, además de cutícula, córtex y médula. La cutícula es la parte exterior, lo que ves, y está formada por múltiples capas de cutículas
unidas entre sí por un pegamento lipídico cuya función principal es protegernos de las
agresiones externas como el calor, viento y el sol. Por eso, en verano, el pelo se somete a mucho más estrés que durante el invierno porque sufre las 'agresiones' del viento en la playa, la arena, las gomas apretadas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty ImagesHill Street Studios

El abuso de gomas y el uso de gorras van debilitando el pelo, porque, poco a poco, vas eliminando esa grasa natural que sirve de pegamento. ¿Qué ocurre si la cutícula se estropea? Cuando el pegamento desaparece las escamas se abren dejando escapar la humedad, fragilizando el cabello y dejándolo poroso. Por ello, el cabello tiene un aspecto más áspero, y seco aunque tengas grasa en el cuero cabelludo.

Getty ImagesPhotoAlto/Frederic Cirou


Tanto si tienes el pelo poroso como si quieres prevenir tenerlo, lávate el pelo con un champú adecuado, que contenga ingredientes naturales y que no tenga siliconas ni sulfatos.

Getty ImagesPhotoAlto/Frederic Cirou


Aprovecha que aún hace calor y deja secar tu cabello al aire, limitando el uso de secadores y planchas. Invierte en un secador que aporte iones al cabello, notarás más brillo en el pelo y finaliza con un buen chorro de aire frío para cerrar lo máximo la cutícula. Una vez a la semana, después de lavar y acondicionar tu cabello, aplícate agua con algunas gotas de vinagre blanco y no aclares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Getty ImagesAlain SHRODER


Ponte en las puntas sérum de proteínas para sellar y humectar las fibras. Hay cientos de aceites en el mercado, escoge el que más te guste y si no, pon unas gotas de aceiteesencial de argán o aceite de gérmen de trigo y aplícalo directamente sobre las puntas. Tampoco te olvides de llevar una correcta alimentación.

Archivo
Cuca Miquel, coach de belleza

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo