5 consejos infalibles para el cuidado de tu piel en otoño

La caída de la hoja es una estación que afecta mucho a la piel. Los primeros fríos, los cambios de temperatura, las lluvias... causan estragos y para combatirlos, nuestra coach de belleza Cuca Miquel nos da cinco consejos infalibles para que luzca resplandeciente a pesar de todo. ¡Toma nota!

Chica cuida piel otoño
Getty Images

El otoño es una estación de paso, de transición entre el verano y el invierno. Tras sufrir las altas temperaturas, el calor, el sol... propias del verano, ahora toca adaptarse a las nuevas condiciones atmosféricas (fríos, lluvias, viento, calefacciones...) que atacan a nuestra piel y la resecan. Estos cambios, propios del otoño, nos afectan mucho y, en algunos casos, lo hace de manera muy negativa. En octubre y noviembre, por ejemplo, la rosácea y el acné pueden agravarse considerablemente por el aumento de la humedad, que a su vez puede provocar un aumento de bacterias que causan granos y pústulas. ¿Qué podemos hacer para proteger nuestra piel con la llegada de la estación de la caída de la hoja?

Lucir una piel espléndida pese a todo puede ser relativamente fácil. Solo tienes que seguir estos cinco consejos, prácticos y sencillosm, y verás los resultados. Tu piel te lo agradecerá y tampoco te quitarán mucho tiempo ponerlos en práctica.

-Cambia los jabones de limpieza facial por lociones más hidratantes, como aceites y leches. Además, no debes limpiarla más de dos veces al día, con eso es suficiente. Pero si acudes al gym y necesitas una tercera limpieza, recurre a estos productos suaves para no irritar tu piel.

Getty Images

-La exfoliación es imprescindible. Tras la exposición al sol en verano, la piel se ha engrosado para defenderse y es el momento de liberar esas células muertas de tu piel para que no se apague. Huye de los scrub, pues el arrastre de partículas sobre tu piel sensible provocará más sensibilidad, acude a un centro de belleza para que escojan la mejor exfoliación para ti. Y si tienes rosácea, la exfoliación debe ser muy suave.

-La hidratación es clave. Debes hidratar el rostro, al menos, dos veces al día. Ten en cuenta que el frío, el viento, la lluvia deshidrata las zonas más expuestas así que debes usar hidratación y productos humectantes que hagan de barrera para evitar la deshidratación.

Getty Images

-Las frutas y las verduras son tus mejores aliados. No olvides incorporar a tu dieta diaria alimentos de temporada como granadas, peras, manzanas, chirimoyas... Sobre todo por su alto contenido en antioxidantes y minerales esenciales para el cuidado de la piel. El aguacate también aporta su granito de arena las grasas saludables que contiene. ¡No dejes de incluirlo en tu cesta de la compra!

Getty Images

-No te olvides usar gafas de sol aunque los días sean nublados. Aunque te parezca raro, las gafas oscuras protegerán la fina piel de tus ojos ya que el viento y la lluvia pueden provocar guiños que formarán arrugas alrededor de los mismos. Además, las lágrimas con su ph más elevado te quemen el párpado inferior causando las temidas arrugas.

En definitiva, en otoño debes extremar los cuidados faciales para recuperar tu piel del los estragos causados por el sol, pero también son necesarios para que que tu rostro esté listo para afrontar las bajísimas temperaturas y el frío invernal. Si tomas medidas antes, cuando llegue el frío tu cara te lo agradecerá.

Cuca Miquel, coach de belleza
Archivo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo