Descubre la cavitación o la ultracavitación, la alternativa perfecta a la liposucción

Existen tratamientos estéticos que son muy eficaces para combatir la grasa localizada en determinadas partes de tu cuerpo, especialmente, en barriga, cartucheras y flancos. ¿Quieres saber cuáles son y en qué consisten?

Mujer eligiendo el mejor tratamiento en centro de belleza
Getty Images

En ocasiones, no acudimos a un centro de belleza para someternos a un tratamiento específico porque se ofrecen diferentes servicios que no sabemos qué son y para qué sirven. Nos hablan de cavitación, presoterapia, electroestimulación o radiofrecuencia y nos quedamos con cara de 'no entiendo nada'. Y, en lugar de preguntar para salir de dudas, nos quedamos callados, seguramente por vergüenza. Para que no os pase esto otra vez y sepáis de qué tratamientos estamos hablando y cuáles son sus beneficios, hoy os voy a hablar de algunas estas técnicas, las más novedosas y las que mejores resultados están dado. Hablamos de la cavitación y la ultracavitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La cavitación

Getty Imagesapomares


Es un tratamiento estético que consiste en utilizar ultrasonidos en determinadas zonas del cuerpo para eliminar la grasa en ellas localizadas, siendo muy recomendable en cartucheras, flancos y barriga. La técnica se hace a través de un manípulo que emite ondas ultrasónicas de bajo nivel. Éstas generan burbujas que viajan en el agua y la grasa haciendo que choquen entre sí rompiendo la glándula sebácea por efecto del sonido. De esta manera, grasa sólida se convierte en líquida y se elimina a través del sistema linfático. Esta técnica es la alternativa ideal a la liposucción.

La cavitación no produce dolor aunque sí genera un pitido que entra en los oídos, así que si padeces de acúfenos o problemas de oído no es la técnica más adecuada para ti. Además, se trata de una técnica segura que no tiene efectos secundarios y no hay más contraindicaciones que el embarazo, lactancia, llevar marcapasos o enfermedades agudas y problemas auditivos.

Getty Images

Como la grasa de las células se libera por el sistema linfático, es adecuado que tras una sesión de cavitación te hagan un drenaje linfático manual o presoterapia para así eliminar esos desechos más fácilmente. No olvides que debes beber 1,5 litros de agua y después de la sesión siempre es adecuado realizar algún ejercicio físico como sentadillas o caminar a paso ligero durante 20 minutos. Así estimulas el sistema circulatorio y obligas a que los músculos trabajen oxigenando y fomentando la eliminación de la grasa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

La cavitación es un tratamiento estético que genera presión en el tejido adiposo gracias a estas burbujas que producen la conversión de la grasa de sólido a líquido y se eliminan por orina. La ruptura de algunos adipocitos en este caso además minimiza la celulitis siendo necesarias entre seis o diez sesiones.

La ultracavitación

Getty Imagesbogdankosanovic

Es un efectivo tratamiento reductor para adiposidad localizada (grasa) difícil de erradicar con dietas y ejercicios. Se tratan de ultrasonidos médicos de baja frecuencia que rompen los adipocitos por donde pase la energía sin afectar a otras estructuras. Y aunque pueden salir hematomas, es más efectiva y son necesarias menos sesiones. Puedes encontrar equipos de tres sesiones y equipos de una sola, pero recuerda que solo la encontrarás en centros médicos. Además, con algunos de estos equipos aunque tengas problemas auditivos no pasaría nada.

Para finalizar solo quiero recordaros que la cavitación y la ultracavitación son técnicas indoloras, no invasivas que ayudan a eliminar la grasa sobrante. Ahora cuando te cuenten sobre ellas, ya sabrás para qué sirven.

Cuca Miquel, coach de belleza.
Archivo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo