Toma medidas para que tu piel no sufra con el frío invernal

El invierno está aquí y empieza a pasar factura. Nuestra piel sufre las bajadas de temperaturas y debemos protegerla para que luzca igual de radiante y luminosa que siempre. Nuestra coach de belleza Cuca Miquel nos da las claves para cuidarla y mimarla como se merece.

Chica abrigada
Getty Images

Si todavía no lo has notado, ¡el frío ya está aquí! La bajada de temperatura es más que notable y si quieres que tu piel no sufra y, de paso, ayudas a prevenir su envejecimiento, lee atenta este post y toma las medidas oportunas. Tu piel te lo agradecerá y lucirás tan bella como siempre sin que las inclemencias meteorológicas influyan en absoluto. Ten en cuenta que la piel tiene recursos de protección debido a que se trata de una órgano complejo, con funciones de excreción, secreción o termorregulación. Por ello es muy importante que el manto hidrolipídico esté en orden.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El frío puede debilitar ese manto y causar rojeces, aumentar la rosácea e incluso provocar envejecimiento prematuro de la piel. Sin embargo, no solo el frío es un agente nocivo para nuestra piel, también debemos protegernos de las calefacciones y de los cambios bruscos de temperatura.

La calefacción y piel reseca

Ten en cuentea que en invierno, la calefacción dilata los vasos sanguíneos y el frío produce vasoconstricción provocando disminución en la oxigenación de los tejidos y en la nutrición. Por eso es muy probable que te pongas roja y te deshidrates. Además debes darle elasticidad a los vasos sanguíneos para evitar la formación de las pequeñas venitas en las aletas de la nariz que salen cuando este se ha dilatado para siempre.

Getty Images

Con el frío también se retrasa el proceso de renovación celular acumulando células muertas y las células del estrato córneo pierden el cemento que las mantiene unidas creando desprendimiento en forma de escamas dejando la piel seca, sensible y enrojecida.

Consejos para protegerte del frío

Para evitar que nuestra piel sufra con las inclemencias meteorológicas, hoy os daré unos serie de consejos prácticos. Tomad nota:

-Cuídate la piel con leches limpiadoras y tónicos. Aunque te pese, abandona el gel y las espumas limpiadoras que solo agravarán el problema.

Getty Images

-Elige un sérum para nutrir la piel. Si no te gusta usar tanto producto, puedes incorporar en tu crema unas tres o cuatro gotas de tu sérum y así te ahorrarás un paso de tu rutina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

-También debes cuidar:

Las manos. Usa guantes porque las manos se fragilizan y deshidratan más porque tienen menos glándulas sebácea. Utiliza cremas con uréa, que son más densas e hidratantes.

Los ojos. Debes ponerte gafas de sol para proteger el contorno de ojos, incluso en días nublados

Getty Images

La boca. No te chupes los labios pues la saliva aumenta la deshidratación. Nútrelos con cacaos emolientes

-Si te vas a dar una ducha, no lo hagas con agua caliente; estas deben ser rápidas y con agua templada para que tu piel no se resienta.

-Cuando estés en casa, ponte un humidificador para que el ambiente no sea tan seco, ya que eso favorece la deshidratación de tu piel.

Sin duda, el invierno es una estación preciosa pero las bajas temperaturas pueden pasarnos factura, así que tomas las medidas pertinentes para que el frío no arruine tu piel.

Cuca Miquel, coach de belleza.
Archivo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo