Tener un salón de revista es mucho más fácil de lo que piensas, ¡sigue nuestros consejos!

¿Sabías que pasamos una media de 262 minutos al día, la mayoría en el salón, viendo la tele? Esta habitación de la casa es en la que mayor tiempo tiempo pasamos (por lo menos despiertos), por eso te damos los trucos para conseguir una iluminación correcta y una decoración digna de cualquier revista.

Lugar de reunión de la familia y para recibir a nuestros invitados, es donde acumulamos más piezas de decoración y el lugar que más manchamos y que al mismo tiempo más deseamos que se vea limpio. Con estos consejos te será fácil conseguir un salón como los que sueles ver en las revistas de decoración y que tanto te gustan. ¿Crees que no puedes? Sigue leyendo y descubre todo el potencial que puedes sacar a la decoración e iluminación tu salón. ¡Serás la envidia de tus vecinas!

MUEBLES Y LIMPIEZA

Mesita de mármol. Si tienes una fea mancha en el mármol de tu mesita, empapa la zona con agua oxigenada. Deja que actúe toda la noche. Al día siguiente, aclara con agua tibia. La mancha habrá desaparecido.

Cedida.

Delimita ambientes. Separa o une zonas utilizando las alfombras. Si quieres marcar la separación entre la zona de comedor y la de los sillones, un truco es que las alfombras sean muy diferentes. Sin embargo, si quieres dar continuidad entre dos áreas, utiliza alfombras iguales.

Sillones de cuero. Si se produce una mancha en tu sillón de cuero, cubre de inmediato con papel absorbente (o talco en su defecto), que ayude a atrapar la grasa. Después, frota desde el exterior de la mancha hacia el interior con un algodón empapado en cerveza o también con una cáscara de naranja.

Sillones de tela. Por mucho que en la tienda te hayan asegurado que la tela de tu sofá es lavable, procura no mojarla porque puede que ni el forro ni el relleno admitan el agua... Además, las telas al lavarlas encogen. Ante la duda, sigue siendo mejor que pruebes con espumas y sprays.

Cedida.

Paredes decorativas. Apuesta por decorar una de las paredes con tela. Es una buena manera de combinar una zona con las cortinas o la tapicería de los sillones.

LIMPIAR MOQUETAS Y ALFOMBRAS

Marcas en la moqueta. Si el peso de un mueble, silla o mesa ha dejado una marca en tu moqueta o alfombra, tranquila que tiene solución: coloca un trapo húmedo sobra la zona aplastada y pasa sobre éste la plancha.

Alfombras limpias. Quedarán como nuevas si las limpias con un trapo de algodón humedecido en una mezcla de agua templada, un chorrito de amoníaco y el zumo de un pepino.

AMBIENTADORES ORIGINALES

Chimenea aromática. Si tienes la suerte de tener chimenea, un buen truco para que extienda un agradable aroma por todo tu salón consiste en poner unos trozos de piel de limòn entre las brasas. El olor cítrico se extenderá sobre la estancia.

Ambientador baratito. Prueba a impregnar alguna bombilla con unas gotas de tu colonia favorita. Al encender la luz, el calor extenderá el aroma por la estancia.

Cortesía de Pip Studio

GOLPE EN MUEBLE DE MADERA

Puedes intentar controlar la hendidura que genera un golpe en estos muebles aplicando sobre la zona un trapo empapado en leche caliente. Sujeta el mismo con cinta adhesiva y deja unas horas para que actúe. La madera se hinchará y recuperará su forma.

ADIÓS AL POLVO

La pantalla de la tele. La mejor manera de atrapar las muchas partículas de polvo que atrae la pantalla de un televisor es pasar el filtro de una cafetera. ¡Los atrapará todos!

Cristales impolutos. Olvídate de utilizar papel de periódico para frotarlos, eso sólo deja marcas en tus manos y el cristal. Utiliza una media rota: es la mejor bayeta porque no deja ni rastro de polvo.

Figuras de porcelana. Olvídate de limpiarlas con una bayeta, es mucho más rápido y eficaz hacerlo con una brocha de maquillaje o, incluso, un golpe de aire con el secador. Cuando tengas que limpiarlas en profundidad sumérgelas en un cuenco con agua tibia y un detergente líquido de ph neutro.

Cedida.

Radiadores sin polvo. Aprovecha un calcetín para meterlo en tu mano a modo de guante y limpiar así el polvo de manera sencilla en los estrechos huecos entre los elementos del radiador.

ILUMINAR CADA RINCÓN

La televisión. Una lámpara junto a la tele e incluso tras ésta, enfocando el haz de luz hacia la pared, atenúa la claridad que desprende la pantalla.

Cedida.

La mesa de comedor. La distancia entre la mesa y la lámpara debe ser de unos 75 centímetros. Si quieres una decoración uniforme, apuesta por la misma forma (alargada o circular) en mesa y lámpara.

Cortesía de Laura Ashley.

Zona de lectura. Alumbra junto a tu sofá de lectura con una lámpara de pie o una de mesita que dirija la luz directamente para facilitar la lectura. Tienes modernos diseños led que te permiten ahorrar dinero en tu factura.

Cortesía de Car Mobel.

CUADROS QUE NO DEJAN MARCA

Si quieres evitar las feas marcas que dejan los marcos en la pared, coloca unos trocitos del fieltro autoadhesivo que se suele poner en las patas de sillas y muebles en la parte posterior de éstos. De este modo, circulará el aire y no se acumulará polvo, que es lo que crea la marca.

Cortesía de Hübsch Home Interior & Design.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo