Mantén a raya tu salud sexual gracias al sexólogo

Se tarda en reaccionar ante un problema de la salud en el terreno erótico, hay que pedir ayuda cuanto antes para poner remedio de inmediato y evitar que tu relación de pareja se deteriore por ello.

Pareja en terapia sexológica 
Getty Images

La salud es uno de los factores que más importa a la población española. De hecho, en el barómetro del CIS de octubre de este mismo año, la sanidad ocupaba el sexto puesto en el ranking de preocupaciones actuales en el país. Ya lo decía la canción a ritmo de "tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor". ¿Será la salud sexual y amorosa una excepción en este tópico? Lo cierto es que no siempre se le da la misma importancia a un problema de salud bucodental, cardiovascular o respiratorio que a una dificultad que afecta a la salud en el terreno erótico.


Se tarda en pedir ayuda

Y precisamente ésta es, entre otras razones, la causa de que las disfunciones sexuales acompañen a las personas durante varios años de su vida antes de que se decidan a buscar ayuda. Y es un error porque cuanto antes se trabaje en encontrar una posible vía de mejora, mucho mejor. La gente tiene que asumir que cuanto más tiempo se conviva con un problema de este tipo, más posibilidades existen de que termine por enquistarse y sea más complejo de solucionar.

Los principales problemas

Getty Images

Cuando al fin se acude a terapia sexológica o de pareja con un profesional de la sexología, los diez problemas más habituales que los pacientes plantean suelen ser los siguientes:

1. Estar disconforme con el tiempo de eyaculación. Ya sea porque se considere poco tiempo o mucho.

2. Dificultades con la erección o disfunción eréctil.

3. Falta de deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres.

4. Dolor genital que tiene lugar durante la penetración.

5. Imposibilidad de practicar el coito o de introducir en la vagina un espéculo, un tampón, la copa menstrual…

6. Imposibilidad o dificultad para alcanzar el orgasmo.

7. Cuestiones relacionadas con determinadas prácticas eróticas socialmente poco aceptadas.

8. Problemas que están asociados con la identidad y la orientación del deseo sexual.

9. Conflictos a la hora de mantener relaciones no convencionales y no monógamas.

10. Conflictos de pareja como celos, infidelidad, relaciones tóxicas, mala comunicación, dependencia emocional…

Siempre en pareja

Cuando se percibe alguna de estas problemáticas de forma continuada en el tiempo, es momento de buscar a un profesional de la sexología. Esta persona estudiará cada caso de manera individualizada cumpliendo la norma de la confidencialidad. Aunque el problema sea individual, es recomendable acudir con la pareja en caso de tenerla, puesto que este tipo de cuestiones afecta a ambas partes.

Tareas en casa

Getty Images

Lo primero que hará el sexólogo o sexóloga a través de sesiones será recopilar toda la información necesaria para planificar un procedimiento de trabajo concreto de cara a buscar mejorías y soluciones. Suelen ofrecerse recomendaciones así como tareas para que se practiquen entre sesión y sesión. Por lo que los resultados obtenidos tendrán que ver con el grado de implicación y responsabilidad de la persona o la pareja.
En cada ciudad existen diversos profesionales que pueden atender de manera presencial e, incluso a través de Internet, con toda discreción para ayudar en la mejora de la salud sexual y la vida erótica.


Sabías qué...

BERTRAND GUAY

La música y la televisión son canales de difusión e información de los que actualmente las sociedades desarrolladas se nutren. A través de un anuncio o una película, vamos asimilando y aceptando conceptos e ideas.

La sexualidad no es una cuestión aparte; sino que muchos contenidos audiovisuales están cargados de erotismo y sexo explícito. A lo largo de la 'era digital', muchos países, así como algunas empresas, han censurado contenidos sexuales. Madonna es una de las artistas más censuradas con temas como 'Justify my love', que publicó en 1990, o 'Erotica'. Los videoclips que acompañaron a estos dos singles fueron prohibidos en la MTV. Otros clásicos censurados son el video de la canción 'I want to break free' de Queen e 'If I could turn back time', de Cher; dada su imagen y actitud altamente eróticas. Parece que la desaprobación moral es cosa del pasado, pero no hace tanto que Rihanna fue vetada en 11 países.

Publicidad - Sigue leyendo debajo