Despídete de las grasas sin dolor ni sufrimiento

Aunque parezca increíble, puedes perder volumen y recuperar tu peso ideal sin necesidad de pasar hambre. No, no es un milagro es la radiofrecuencia. Te verás más guapa que nunca.

Mujer recibiendo tratamiento de radiofrecuencia
Getty Images

Seguro que has oído hablar de la radiofrecuencia como técnica de rejuvenecimiento facial, pero quizás no sepas que también tiene una aplicación para perder volumen corporal. Esta técnica consiste en la aplicación de radiaciones u ondas electromagnéticas con efecto calor que hace que los tejidos más resistentes (como la grasa) se disuelvan. Esta energía térmica calienta la piel, tanto la dermis como la epidermis llegando incluso hasta la hipodermis, que es donde se encuentran alojadas las células adiposas. Eso dependerá de la máquina que escojas para perder peso; elige una de alta potencia y tendrás mejores resultados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La radiofrecuencia es un complemento ideal de la cavitación y, además, podrás usarla en las zonas donde la cavitación está prohibida como la papada, los brazos y las pantorrillas.

Getty Images

La radiofrecuencia que actúa profundamente llegará sin problemas al tejido adiposo provocando la lipolisis o calentamiento de las células que expulsará al exterior su contenido graso. Estos equipos también harán un drenaje linfático ayudando a eliminar por la linfa la grasa. Esta técnica también combatirá la pérdida de firmeza porque los fibroblastos migrarán a la zona caliente por la radiofrecuencia y en su afán por restaurar esos tejidos, crearán colágeno y elastina.

Por eso la radiofrecuencia es ideal para perder peso y tonificar la piel, además es una técnica muy agradable que te hará disfrutar de la sesión. Y lo mejor, no existen contraindicaciones para someterse a ella salvo que padezcas alguna enfermedad crónica, estés embarazada, tengas marcapasos o alergia a los metales.

Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los resultados son más que evidentes. ¿En cuántas sesiones? Eso dependerá de la máquina y de tu estado previo antes de someterte a la radiofrecuencia pero ten en cuenta que, como mínimo, necesitarás alrededor de 10 sesiones. En definitiva, la pérdida de peso con maquinaria es posible, pero debes elegir bien el equipo y la terapia. Tampoco te viene mal, si es necesario, seguir una dieta detox.

Archivo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo