Dolencias bajo control

dolencias bajo control
Getty Images

Descubre los remedios más eficientes para aliviar pequeñas molestias utilizando los objetos y alimentos más cotidianos de nuestra vida. No obstante, no olvides que siempre debes acudir a un médico si los síntomas persisten o si crees que es algo más grave. ¿Sabía que un simple acelga, por ejemplo, puede ser muy útil para evitar las molestias de un orzuelo o el consumo de lácteos son el mejor remedio para regular la flora intestinal...? Estos son solo algunos de los 'arreglos' caseros que puedes prepararte con alimentos que puedes encontrar en tu frigorífico. Toma nota porque hemos preparado para ti hasta 17 consejos prácticos que te resultarán muy útiles.


1 Eliminar orzuelos

Acelgas para los orzuelos 
Getty Images

Algo tan cotidiano como las acelgas puede ser de gran ayuda para eliminar un molesto orzuelo. Cuécelas y, una vez escurridas, espera a que estén tibias para ponerlas sobre tus ojos, al menos dos veces al día.

2 Contra la acidez

Un buen truco es comer un par de galletas tipo cracker, ya que absorben el ácido, disminuyendo la sensación de ardor. También puedes probar con un poco de jugo de pera.

3 Dolor de cabeza

Hielo para dolor de cabeza
Getty Images

Aliviarlo es tan sencillo como picar un poco de hielo, ponerlo en un paño de cocina, y colocártelo sobre la frente o la zona superior de la cabeza para notar cómo va desapareciendo.

4 Acabar con el hipo

Si tienes a alguien cerca, pídele que te tape las orejas mientras te tomas un vaso de agua. Si estás solo, bebe un vaso de agua por el lado contrario al normal: la postura que debe adoptar tu cuerpo ayuda a recolocar tu diafragma.

5 Si tomas antibióticos…

Tomar lácteos si tomas antibióticos
Getty Images

Al seguir un tratamiento con antibióticos es muy posible que se deteriore el estómago. Por ello, es muy importante consumir lácteos para regular la flora intestinal y evitar los molestos efectos secundarios de estos tratamientos.

6 Jarabe de cebolla

En estas épocas de mucho frío, la tos se instala en nuestras gargantas. Si quieres acabar con ella de manera fácil y sencilla, corta una cebolla en rodajas, cúbrelas de miel y deja reposar la mezcla, que será tu jarabe.

7 Los pepinos contra la fiebre

Pepinos contra la fiebre 
Getty Images

Antiguos trucos poco científicos para combatir la fiebre. Uno era colocar varios pepinos junto a la cama del enfermo. Y se creía muy efectivo poner un ramo de margaritas en la habitación o un trozo de tela vieja sobre su cabeza.

8 Garganta dolorida

Evita el dolor de garganta haciendo gárgaras con agua mineral mezclada con bicarbonato, sal marina y un poco de limón. ¡Funciona! Y otro trucos, éste mucho más apetitoso, es tomar un batido de fresa con miel: la fresa posee una alta dosis de vitamina C, que aumenta las defensas, y la miel recubre la garganta ayudando a reducir el dolor y la inflamación.

9 ¡La cerveza, no engorda!

Vaso de cerveza
Getty Images

Se trata de una bebida con muchas propiedades beneficiosas para la salud ya que contiene minerales y vitaminas que ayudan a mantenernos bien. Todos los nutrientes que nos aporta, la hacen compatible con una dieta mediterránea equilibrada y saludable. ¡Tiene un 0% de grasa!

10 Pon fin a la resaca

Tras una noche desenfrenada, es inevitable tener una ‘buena’ resaca. Pero no te preocupes porque puedes ponerle remedio tomando una mezcla de aceite de oliva, jugo de limón, una cucharadita de crema de leche y una yema de huevo azucarada. El dolor de cabeza desaparecerá como por arte de magia.

11 Di adiós a la diarrea

Para cortarla, coge un par de hojas de periódico y caliéntalas con la plancha o colocándolas sobre un radiador. Póntelas sobre el vientre y cúbrelas con una manta o un jersey. Mantenlas hasta que se enfríen y repite varias veces al día hasta que la diarrea remita. El resultado te sorprenderá seguro.

12 Bronquios delicados

higos para los bronquios 
Getty Images

Si tienes los bronquios delicados y con tendencia a acumular mucosidad, toma diariamente dos vasos de agua de higos. Su preparación es muy sencilla: deja reposar una docena de higos secos troceados en medio litro de agua toda la noche. El agua absorberá todos los nutrientes del higo y obtendrá sus propiedades curativas.

13 Quemaduras solares

Para atenuar el ardor de la piel producido por una quemadura de sol, aplica sobre la zona afectada un algodón empapado con una loción elaborada con el jugo de pepinos frescos, que tiene numerosos antioxidantes.

14 Dolor de muelas

Dolor de muelas
Getty Images

Para acabar rápidamente con el dolor de muelas, aplica frío sobre la zona afectada y actuará como si fuese un analgésico. Además, ¿sabías que el dentista es uno de los especialistas más visitados? El 85 % de la población española acude a él cuando sufre cualquier tipo de dolencia

15 Rigidez de cuello

Puedes eliminar la rigidez de esta zona manteniendo en la zona afectada algo caliente como una botella de agua o una almohadilla. Y para evitarla, recuerda: si trabajas mucho con el ordenador, que la pantalla esté a la altura de tu mirada.

16 Frutos secos o regaliz para el mareo

Si cuando viajas eres de las que siempre termina mareada, no sufras, tenemos la solución para tu problema. Ya puedes evitar los mareos mientras viajas comiendo frutos secos o chupando una pastilla de regaliz. También son muy buenas las rodajas de un cítrico. Pruébalo y dile adiós a ese malesta.

17 Ejercita tu espalda

Dolores de espalda
Getty Images

La espalda es la parte del cuerpo que más sufre al realizar cualquier esfuerzo. Debes protegerla correctamente de molestos dolores. Conviene que realices estiramientos a diario para corregir las malas posturas que adoptamos en situaciones cotidianas. Entre las ventajas más comunes: al inspirar mientras elevas los brazos, aumentas la cantidad de oxígeno que inhalas y evitar el encorvamiento que se genera a lo largo de los años.


Lo que no puede faltar en un botiquín

Ten en casa un botiquín con los medicamentos más corrientes y todo lo necesario para los primeros auxilios. Colócalo en un lugar accesible. No lo guardes en el cuarto de baño: la humedad es mala para sus elementos.

botiquín
Getty Images

Instrumentos

No puede faltar en tu botiquín un termómetro. Recuerda que antes de medir la fiebre tiene que haber pasado una hora desde la última comida y veinte minutos después de realizar ejercicio.

Desinfectantes

El mayor porcentaje de accidente caseros sólo provocan pequeñas heridas. Para curarlas ten siempre a mano antiséptico como alcohol, yodo o agua oxigenada. Antes de aplicar, limpia la zona.

Apósitos

Algodón, apósitos, gasas, esparadrapo, vendas y tiritas pueden ser muy útiles para cubrir heridas o inmovilizar torceduras. Vigila la fecha de caducidad en caso de que sean estériles. Si no, basta con que el envoltorio permanezca intacto.

Medicamentos

Ten siempre a mano medicamentos básicos que no necesiten receta, como jarabes para la tos, analgésicos y antiinflamatorios. Guardos los prospectos. Revisa frecuentemente las medicinas y si están caducadas, llévalas a la farmacia. Además, aléjalas de los más peques de la casa.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo