Primeros auxilios en tu hogar: así puede prevenir accidentes domésticos

Quemaduras, intoxicaciones, picaduras, atragantamientos... La vivienda es uno de los lugares que registra mayor número de accidentes. Por eso, hemos seleccionado los 15 remedios caseros más efectivos: porque estar prevenido y saber actuar en cada caso puede ser vital.

Primeros auxilios en el hogar
Getty Images

En el hogar es el lugar donde pasamos más horas a lo largo de nuestra vida, por eso es mucho más sencillo que en él existen muchas más posibilidades de que surjan accidentes de todo tipo y gravedad. ¿Está tu casa preparada para hacer frente a los típicos percances caseros? Intoxicaciones, quemaduras o fracturas son algunos de los más comunes, aunque también hay un amplio abanico de riesgos que podemos evitar. Estar prevenido y saber cómo actuar en cada situación es muy útil. Pero, ¿tenemos un botiquín adecuado? A veces resultan más efectivos algunos remedios caseros para realizar los primeros auxilios para después acudir al especialista. Echa un vistazo a los 15 consejos de la abuela que hemos seleccionado para situaciones de emergencia. ¡Son muy útiles!

1- Frenar hemorragias

Para detener una hemorragia, coloca una venda o gasas sobre la herida y presiona suavemente contra ella. Levanta el miembro herido por encima del nivel del corazón y venda la herida.

2- Picaduras de insectos

Vinagre para las picaduras de insectos
Getty Images

Las picaduras de insectos son dolorosas y alarmantes. Puedes suavizar los picotazos de avispa con vinagre que tengas en la cocina, ya que son alcalinos y se neutralizan con el ácido. ¡Así de fácil y eficaz!

3- Aliviar un desmayo

Tumba al afectado en el suelo y levántale las piernas. Y puedes hacerle un masaje circular en dirección de las agujas del reloj, en el punto de intersección entre el labio y la nariz para reanimarlo.

4- Quemaduras leves

Las quemaduras leves deben ponerse bajo un chorro de agua fría durante quince minutos para bajar la temperatura. Después se debe poner una pomada específica y vendar para evitar infecciones. Y consulta con el médico.

5- Uso indebido de la pasta de dientes

pasta dientes
Getty Images

Aplicar pasta de dientes a las quemaduras de la piel es perjudicial. Se debe enfriar la zona afectada para aliviar el dolor y cubrir con un material cicatrizante. Por lo general, la pasta de dientes no es soluble, por lo que se adhiere a la piel quemada, no cicatriza. Y, ante la duda, llamar al 112 antes de hacer nada que pueda causar daño.

6- Intoxicación alimenticia

Si sospechas que alguien ha sufrido una intoxicación, anota lo que ha comido y bebido, recoge los restos que puedas y llévalos por si hay que analizarlos.

7- Mordedura de perro

mordedura de perro
Getty Images

El 90% de las mordeduras son provocadas por los perros. Siempre requieren atención médica y es necesario saber si los afectados están vacunados contra el tétanos y la rabia. Debes limpiar las heridas con agua caliente y jabón, desinfectarlas y cubrirlas con un apósito.

8- Inhalación de humo

Es peligroso inhalar humos, gases o vapores. En caso de incendio, protégete la boca y la nariz con un trapo mojado.

9- Heridas oculares

No intentes eliminar los cuerpos extraños incrustados en el ojo. Mientras acudes al oftalmólogo, cubre ambos ojos con un apósito para que permanezcan en reposo.

10- Hemorragia nasal

Para cortar una hemorragia nasal, inclina la cabeza hacia delante, presiona a ambos lados de la nariz con los dedos, afloja las prendas que te opriman el cuello o el tórax y respira por la boca. Si no para de sangrar, introduce con cuidado un algodón empapado con agua oxigenada, pero no tapones nunca los dos orificios. Además, coloca unos cubitos de hielo sobre la nariz.

11- El aloe vera, un comodín natural

Remedios aloe vera
Getty Images

Ya la Biblia cita entre sus páginas las propiedades curativas, contra las quemaduras más graves, y regenerativas de la planta del aloe vera. Además, sirve para blanquear los dientes, combatir el extreñemiento y aliviar dolores.

12- Si te atragantas

Cuando te atragantes con algún alimento, intenta toser. Si no consigues expulsarlo, pide a alguien que te dé cinco palmadas en el omóplato. Si aun así no logras echarlo, pide que te abracen a la altura de la parte inferior del tórax, entrelazando las manos y apretando fuerte hacia adentro y arriba.

13- Electrocución

En primer lugar, corta la corriente y procura no tocar a la persona hasta que haya terminado su contacto con la electricidad.

14- Esguinces y torceduras

Esguinces y torceduras
Getty Images

Los esguinces se producen cuando se rompen o alargan los ligamentos de las articulaciones por un movimiento brusco y producen hinchazón y dolor. Para curarlo correctamente, debes vendar la zona afectada y aplicar hielo para que baje la inflamación. Si observas que no desiste, acude a tu médico de cabecera para que te mande a un especialista que pueda tratarte correctamente. No lo dejes pasar porque un esguince o torcedura mal curado se convierte en un punto débil para el resto de tu vida.

15- Vendas caseras

Toallas usadas para vendas
Getty Images

Si en tu casa tienes toallas usadas o sábanas, no las tires porque puedes darles otro uso. Resultan muy útiles en caso de que no tengamos a mano material para vendajes o apósitos.


Objetos caseros útiles para curar

Si se produce una emergencia en tu casa, quizá no tengas a mano los utensilios que necesitas para auxiliar a un herido. Sin embargo, existen una serie de objetos caseros que te pueden facilitar mucho la labor.

Congelados

Bolsa congelados
Getty Images

Enfrían rápidamente una zona contusionada, con la ventaja de que se adaptan a cualquier parte del cuerpo. El frío reduce la cantidad de sangre que llega a la zona afectada.

Cinturón

cinturón
Getty Images

Un cinturón resulta muy eficaz para un brazo roto, ya que permite confeccionar un improvisado cabestrillo que inmoviliza la zona afectada hasta que nos atienda el médico.

Sal

sal
Getty Images

La sal disuelta en agua ayuda a que las heridas abiertas cicatricen enseguida. También se utiliza diluida en agua para reanimar a las personas en shock.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo