Corrige los signos de la edad gracias a la dermoabrasión o microdermoabrasión

También denominada renovación facial, este novedoso tratamiento estético elimina las capas superficiales de la piel a través de un peeling mecánico. ¿El resultado? Una piel luminosa, cuidada y, sobre todo, rejuvenecida porque se han eliminado las células muertas. ¡Y presume de piel luminosa y bonita!

Mujer belleza facial
Getty Images

Estás cansada de ver tu piel gris, apagada, sin brillo y no sabes qué hacer. Acude a un centro de belleza especializados y déjate asesorar y mimar por una profesional. Ella sabrá cómo devolverle a tu piel esa frescura y tersura de antaño, eliminando las impurezas y corrigiendo esas imperfecciones propias de la edad. De entre todos los tipos limpiezas faciales, últimamente se oye hablar mucho de la dermoabrasión o microdermoabrasión con punta de diamante. ¿Qué es y en qué consiste este novedoso tratamiento estético? Hoy os resolveré todas vuestras dudas al respecto.

La dermoabrasión es un tratamiento de exfoliación mecánica, que se hace con unas puntas de microcristales recubiertos de diamante, el mineral más resistente que existe. Al pulir la piel se consigue una renovación de las células de la epidermis para que esta esté mucho más hidratada, sin células muertas que le deje un tono cetrino y sin imperfecciones. Te aconsejo que pidas el grosor más fino y cuando tu piel se acostumbre podrás ir puliendo con punta más gruesa.

Mujer recibiendo exfoliaciión facial
Getty Images

¿Qué consigues con esta técnica ?

Un pulido de la piel igual de eficaz, en cuanto a los resultados, que el peeling químico, mucho más agresivo, caro y que puede desestabilizar la piel. Recuerda que debes pulir para que la piel respire y los corneocitos llenos de queratina no se acumulen en la epidermis. Además de esa pulido se hace una succión de impurezas, células muertas, puntos neutros, 'milliums' y microquistes consiguiendo una auténtica renovación de la dermis. También minimizar los poros, ablandar cicatrices, eliminar manchas de pigmentación recientes y rejuvenecer el rostro porque también lo oxigena.

Mujer recibiendo microdermoabrasión 
Getty Images

Te recomiendo unas cuatro sesiones con intervalos de 14 días para que tu piel se regenere del todo entre sesión y sesión. La duración del tratamiento oscila de entre 20 minutos a 40 minutos .

Antes de someterte a esta técnica no tomes el sol unos días antes y si usas cremas con ácido salicílico suspende el tratamiento unos 3 días y después de hacerlo, tampoco tomes el sol e hidrata adecuadamente la piel del rostro. Te puedes quedar un poco enrojecida pero ese enrojecimiento se irá en dos días y si estás incomoda puedes aplicarte compresas frías. Pero lo habitual es que con la crema hidratante te sientas calmada.

En definitiva, para tener una piel bonita debes prestarle atención y hacerte los tratamientos adecuados pero solo con la dermoabrasión consigues grandes resultados, y la inversión es pequeña tanto en tiempo como en dinero, pues no deben superar los 50 euros.

Cuca Miquel
Cuca Miquel, coach de belleza.
Cedida
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo