Mimos y cuidados para dar volumen al pelo fino y liso

¿Te gustaría lucir melenón pero tu pelo es fino y quebradizo? Te damos algunos trucos, sencillos y fáciles de aplicar, para realzar la estructura de tu cabello. Descubre cómo peinarlo y secarlo para conseguir resultados magníficos.

El pelo rizado está más de moda que nunca, muchas influencer apuestan por este tipo de cabello y en sus redes sociales nos cuentan múltiples trucos para cuidarlo y lucir una espectacular melena rizada . Pero, ¿qué pasa si no tienes el pelo rizado? ¿Qué ocurre cuando tienes el pelo liso? Estoy cansada de escuchar siempre el mismo consejo: "Si tienes pelo fino, no lo lleves largo". Entonces, las que tenemos el pelo así, ¿estamos condenadas a llevar el pelo corto o media melena? ¡Ni hablar! También los cabellos finos tienen derecho a ser lucidos en melena, lo único que requieren una serie de cuidados desde los productos que utilices hasta cómo lavarlo, secarlo y peinarlo.

Por eso, desde este blog hoy os voy a explicar cómo debéis cuidaros el pelo si lo tenéis fino, sin necesidad de cortarlo. Debes tener en cuenta que el pelo fino suele ser quebradizo y tiende a romperse con facilidad, por eso en las puntas, si lo llevas largo, suele verse más pobre que en las raíces.

Mujer melena al viento 
Getty Images

Lo primero que debes sabes es que el pelo es una fibra de queratina que nace de un folículo piloso, siendo la cutícula la parte exterior formada por muchas capas pegadas entre sí por lípidos, que es la que nos protege de las agresiones externas. Por ello, en nuestra rutina de cuidados debes ser respetuosa con esos lípidos y respetarlos, ya que si ese cemento se desvitaliza, la cutícula se abre y el agua se evapora perdiendo el pelo la elasticidad necesaria para que este bonito, fuerte y sano.

Usa champús adecuados sin siliconas ni sulfatos, que provocan peso en el pelo y parecerá más lacio. Debes buscar los productos adecuados para tu cabello y comprarlos en tiendas especializadas.

Mujer recibe masaje cabeza en peluquería
Getty Images

El agua del lavado no debe ser muy caliente y tampoco debes friccionarlo mucho cuando este mojado porque la fricción aumentará la electricidad estática de tu cabello. De manera que cuando vayas a la peluquería, no dejes que te masajen el cuero cabelludo en mojado y con el champú puesto porque eso hará que el pelo se engrase en la raíz y ese exceso de jabón en tu pelo deslipidizara la cutícula. Es mucho mejor que lo hagan con la mascarilla puesta, de manera suave, nunca de forma brusca y enérgica. Usa mascarillas de queratina, una proteína natural que ayudará a tu pelo a engrosarse y a que se haga más fuerte.

Mujer aplicando sérum en melena
Getty Images

Cuando salgas de la ducha, no lo peines mojado. Aplícate un sérum lipídico y espérate a que se seque un poco para peinarlo. Hazlo con peines de cerdas naturales. Y antes de dormir no olvides masajear tu cuero cabelludo con algún elixir o sérum con biotina y minerales. Y, por supuesto, cepíllalo como te decía tu abuela.

Si antes de lavar el cabello te das un masaje en el cuero cabelludo, te lavas sin mucho frotar, aplicas queratina, te secas el pelo al aire y lo cepillas con suavidad, tu cabello lucirá bonito y sedoso aunque sea fino. ¡No te lo cortes si te apetece tenerlo largo!

Cuca Miquel
Cuca Miquel, coach de belleza.
Cedida
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo