¿Qué es el 'cunnilingus' y cómo practicarlo para alcanzar el orgasmo?

Supera prejuicios, usa protección, sigue estos consejos y... ¡feliz encuentro! Puede ser una fuente inagotable de placer tanto para quien recibe la estimulación como para el que lo practica.

El arte erótico del cunnilingus
Getty Images

Cuando los genitales se convierten en las estrellas protagonistas de una relación sexual, sabemos que el coito no es la única opción para obtener placer. Existen otras muchas prácticas, pero hoy hablaremos sobre el sexo oral practicado a las mujeres: el cunnilingus.

No basta con lamer sin parar la vulva como si de una piruleta se tratara. Requiere práctica y conocimientos básicos, tanto para la persona que lo practica como para quien recibe la estimulación.

Mitos y prejuicios

El primer paso para disfrutar de un cunnilingus es, además de desearlo, sentirse cómoda. Y es que los mitos y prejuicios en torno a los genitales femeninos son perjudiciales en muchas ocasiones. Muchas mujeres no se sienten conformes con su vulva, a otras les avergüenza y, el olor que desprenden, preocupa a algunas. Conocer, aceptar y normalizar la apariencia y olor de los genitales es fundamental para disfrutar eróticamente.

Sexo, el arte del cunnilingus
Getty Images

Claves a tener en cuenta

Normalmente, la prevención de las ITG (infecciones de transmisión genital) se relaciona con la penetración. Sin embargo, el sexo oral también conlleva riesgos. Para evitar posibles contagios durante la práctica del cunnilingus es imprescindible el uso de barreras de látex o poliuretano (también conocidas como pantallas o sábanas), que cubren el exterior de los genitales femeninos de tal manera que impide el contacto directo con los mismos, así como con los fluidos que genera..

Además de lo anterior, hay que tener en cuenta:

1. Es importante que ambas partes disfruten y deseen practicarlo. Por ello, es aconsejable hablar con la pareja antes de llevarlo a cabo para desterrar posibles miedos e inseguridades.

2. Antes de nada, es recomendable crear un ambiente agradable, así como elegir un lugar y posición cómodos.

3. Puesto que la vulva es una zona muy sensible, la estimulación sobre la misma ha de ser progresiva. El clítoris es la parte más receptiva (con más de 8.000 terminaciones nerviosas), por lo que una buena opción es estimular otras zonas próximas primero.

4. La estimulación no sólo puede hacerse con la lengua, sino también con la boca y los labios; rozando, acariciando, succionando, lamiendo y alternando los movimientos.

5. Mientras se practica el cunnilingus, se pueden estimular otras zonas del cuerpo, como las nalgas, las piernas, el vientre o el pecho.

Otros recursos eróticos

Sexo, el arte del cunnilingus
Getty Images

La práctica del cunnilingus no tiene por qué ser monótona. Existen diversos recursos para variar y no caer en la rutina, como:

-Uso de geles estimulantes a través de labiales efecto peta-zeta, frío o calor.

-Uso de juguetería erótica que reproduce los movimientos de una lengua, genera ondas o succiona replicando la boca humana.

-Practicar ‘humming’ a través de la emisión de sonidos guturales con la finalidad de producir vibraciones y/o sensación de cosquilleo al contacto de la boca con la vulva durante el sexo oral.

- Utilizar una App para mejorar en la práctica del cunnilingus a través de sencillos ejercicios y recomendaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo