La piel, ese órgano que debemos cuidar y proteger

Mima y cuida tu piel para que el paso del tiempo, el uso de cosméticos, la mala alimentación y otros malos hábitos no terminen pasándole factura. Y recuerda que la dermis es el órgano más grande de nuestro cuerpo al que debemos proteger para que siempre luzca sana y bonita.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y cumple una importante función de defensa y protección pues es el medio de comunicación entre lo interno y lo externo. Nos defiende a través una barrera física e inmunológica. La física es la barrera cutánea, donde se encuentra el microbioma, que es un conjunto de microorganismos que conviven en la piel de manera ordenada. Dentro de esos microorganismos tenemos el 'hongo malassezia', que es patológico cuando hay exceso de grasa y es el causante de la dermatitis seborreica, También tenemos el 'staphylococcus', 'streptococcus', la bacteria del acné y ácaros.

Blog de Cuca Miquel, el microbioma
Getty Images

Los ácaros los heredamos de nuestros progenitores y llevan con nosotros, los humanos, durante la evolución. Nuestra relación con ellos es simbiótica pero en ocasiones puede ser patológica cuando aumentan en número e intervienen algunas bacterias o se alojan en los folículos de las pestañas; por eso no te duermas con máscara de pestañas.

El microbioma es una defensa de la piel y se puede ver alterada por la edad y por el uso de algunos cosméticos no adecuados, lo que provoca que disminuya la respuesta inmunológica. Cuando unos elementos patógenos entran en contacto con nuestra piel, nuestro microbioma reacciona e intenta combatirlos. ¿Cómo? Existen unas células llamadas de Langerhans que, como guardianas de la piel, llaman a los linfocitos T y actúan atacando a esos patógenos que, aun siendo habitantes de nuestra piel, se han multiplicado y se han convertido en auténticos enemigos de la salud.

Blog de Cuca Miquel, el microbioma
Getty Images

A veces las células Langerhans no responden bien ante las agresiones y eso se debe a la edad. El envejecimiento disminuye la respuesta ante los patógenos, al estrés, a cosméticos no adecuados que crean sensibilidad y debilitan el microbioma, por lo que debemos fomentar nuestras defensas respetando los microorganismos. No debes usar jabones que deslipidicen el estrato córneo, porque la barrera cutánea necesita ese film lipídico que ayuda a los microorganismos que habitan en nuestra piel.

Es mejor que uses cremas com activos que aumenten las defensas, como la vitamina C que además posee acción antioxidante, vitamin D, resveratrol, omegas 3 o zinc. Y no te olvides de hidratar bien tu piel piel ya que una piel hidratada es una piel sana. Debes respetar ademas tu estrato córneo y exfoliar de manera ordenada y no abusiva. Por último, aliméntate correctamente y mantente lejos del estrés. De esta manera tu microbioma y tus defensas de la piel no se verán alteradas y, corto medio plazo, te lo agradecerán.

Cuca Miquel
Cedida
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo