¿Se ve afectada la vida sexual tras un embarazo?

La coach de sexo Lara Herrero nos cuenta cómo se puede ver afectada la vida sexual tras un embarazo. Los cambios físicos y emocionales pueden afectar en la relación de pareja, pero hay solución

Está claro que traer una criatura al mundo cambia la vida a cualquiera. Las prioridades, el ocio y las obligaciones varían y, en ocasiones, la erótica se descuida. Conocer cómo puede afectar el embarazo o el parto en la vida sexual es fundamental para prevenir posibles dificultades. Tras dar a luz, es frecuente que las relaciones sexuales pasen a la lista de tareas pendientes. La matrona y sexóloga Lucía Monzón Muñoz afirma: “En el postparto, las madres nos vinculamos de una manera espectacular con nuestras criaturas, y se convierten en nuestro propósito. Muchas se dan al cuidado de su bebé y se dejan llevar por su situación hormonal. Bajo este contexto puede que el reinicio de las relaciones sexuales no sea algo prioritario".

Pareja sexo embarazo
Getty

Una nueva etapa

El sexo después del parto se hace más cuesta arriba si sólo se contemplan relaciones coitales. Sin embargo, las prácticas pueden ser muy diversas si se abre la veda para disfrutar con todo el cuerpo. “El posparto es una etapa ideal para la búsqueda y planificación de otros tipos de encuentros, como las caricias, la comunicación, los detalles; reconocer nuestro cuerpo, nuestros cambios; qué me apetece y cómo me apetece; tocarnos, besarnos, sentirnos, buscar el placer de la manera que nos apetezca, disfrutarnos…”, asegura Monzón. En este sentido es importante tener en cuenta que, en caso de tener pareja, se ha de trabajar la comunicación y los acuerdos establecidos hasta el momento para gestionar los cambios y deseos de la mejor manera posible.

Consultorio de sexo: mi novio mira a otras y discutimos
Getty Images

Claves de salud tras el parto

Después de un embarazo, hay que tener presentes una serie de cambios para poder mantener una vida erótica satisfactoria tras pasar el puerperio. Así, por ejemplo, resulta práctico saber que, tras una episiotomía, es posible que aparezca una “sensación de dolor donde se encontraban los puntos y ahora está la cicatriz. Podemos cuidarla y masajearla para buscar su máxima elasticidad. Favorecer la lubricación de la zona también puede disminuir las molestias”, recomienda la matrona. Los pechos son otra de las zonas afectadas tras el parto.

Monzón señala que “es importante informar a las mujeres sobre la posibilidad de secreción láctea durante la excitación y/o el orgasmo, puesto que puede resultarles desagradable”.

Pareja con problemas
Getty Images

Los cambios en la imagen corporal después de un embarazo también pueden repercutir en el disfrute erótico, del mismo modo que la salud emocional. “Hay que incidir en el porqué de la existencia de esos cambios, tomar conciencia del proceso vital por el que se pasa, dar valor a todo ello, así como cuidar y respetar los tiempos de recuperación”, apunta Monzón.

Una vez finalizada la cuarentena recomendada, no siempre se retoma la misma vida sexual. Cada mujer es única y, por tanto, cada una tendrá un tiempo de recuperación diferente. Es fundamental acudir a un especialista para resolver cualquier duda o problema y darse permiso para aceptar el proceso de cambio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo