Lo que significa ser virgen en el siglo XXI

Hay muchos mitos alrededor de este concepto que están más vivos que nunca, como que las primeras veces son muy dolorosas, que se debe romper el himen o que no te puedes quedan embarazada. Nuestra sexóloga Lara Herrero se va a encargar de desmontar estas teorías y de explicarnos por qué no son ciertas.

La RAE se refiere a virgen como "persona que no ha tenido relaciones sexuales". Sin embargo, no especifica el tipo, y lo que para algunos puede ser una relación sexual, para otros sin embargo se queda corto... Una gran parte de la población joven ha asumido que perder la virginidad va ligado a practicar el coito por primera vez. Bajo esta creencia se esconden dos ideas mitificadas.

1. Este argumento presupone que la primera vez es la práctica genital de la penetración entre un hombre y una mujer. La realidad es que existen tantas primeras veces como posibilidades eróticas. Así, por ejemplo, durante un beso pueden vivirse por primera vez diversas respuestas eróticas como excitación, cosquilleo, vértigo o felicidad. Además, suponer la exclusividad a la práctica del coito convierte a las personas que nunca lo ejecuten en eternas vírgenes.

Pareja besándose 
Getty Images

2. Está asociado con la rotura del himen. Además de la población joven, muchas culturas evalúan la virginidad en función del estado del himen. Esta idea no solo limita la virginidad como una característica única de las mujeres; sino que tampoco tiene en cuenta a las que nacen sin él o a las que no se les rompe y/o sangra al hacerlo. El himen es una membrana elástica situada en la vagina cuya función es impedir la entrada de bacterias. Esta función cobraba más sentido en el pasado, cuando las mujeres iban desnudas o con apenas ropa interior. De hecho, muchos expertos aseguran que cada vez serán más las mujeres que nazcan sin himen.

Algunos creen que se puede saber si una persona es virgen o no porque, tras la mal denominada ‘primera vez’, se producen cambios físicos (sobre todo en la mujer) como: aumento de peso o del tamaño de los senos, ensanchamiento de las caderas, crecimiento de vello corporal… La realidad es que nada de esto sucede, por lo que a simple viste resulta imposible saberlo, a menos que la persona lo manifieste.

También existe la creencia generalizada de que las primeras veces son dolorosas. En este sentido, es fundamental el autoconocimiento, el consentimiento, el deseo y la paciencia para evitarlo.

Riesgo de quedar embarazada la primera vez  
Getty Images

Otro mito muy extendido es el de asegurar que la primera relación sexual no conlleva riesgo de embarazo: desde el primer encuentro erótico genital es importante utilizar métodos anticonceptivos, no solo para evitar un embarazo no planificado, sino para prevenir el contagio de infecciones de transmisión sexual.

Presión social

A los mitos existentes en torno a la ‘primera vez’ se le suma el status que la sociedad y la cultura otorgan a la pérdida de la virginidad. Muchas personas creen que existe un límite de edad para dejar de ser virgen o que es un paso necesario para la madurez. No obstante, si se quiere disfrutar, cada primera vez sexual ha de ser una elección totalmente libre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo