Elecciones al mejor sexo: Vota 'sí' a disfrutar con lo que os excita a cada uno

Lo que para unos resulta apropiado, para otros produce rechazo. Aprende a poner en la balanza a los amigos y enemigos de una relación satisfactoria. ¿Comenzamos?

Smiling young woman in dressing gown lying in bed looking sideways
Getty Images

No siempre resulta sencillo rodearse de buenos aliados a la hora de mantener relaciones sexuales. Así, por ejemplo, las prisas, los modelos relacionales aprendidos o el entorno pueden cambiar para bien o para mal un encuentro erótico. Y es que el sexo tiene mucho de política. Lo que para unos resulta apropiado, para otros produce rechazo. Del mismo modo que lo normal para determinadas culturas termina siendo inmoral para otras. Se trata de poner sobre una balanza los amigos y enemigos que pueden surgir en una relación para poder elegir los mejores candidatos en pro del placer y el bienestar sexual.

Couple lying in camper van
Chris WhiteheadGetty Images

Propuestas amigas del sexo

1. El autoconocimiento. Es fundamental conocer el propio placer. Esto significa que es importante saber qué zonas, prácticas y estímulos resultan más satisfactorios sin sentimientos de culpabilidad, vergüenza o reparo.

2. La aceptación. No sólo es importante saber qué cosas nos gustan, sino también aceptarlas. Además del propio cuerpo y la imagen corporal, se trata de aceptar el tipo de hombre o mujer que se es, la orientación sexual y las preferencias particulares.

3. Responsabilizarse del propio placer. Muchas veces se responsabiliza a la pareja sexual del éxito o fracaso de un encuentro erótico. Sin embargo, cada quien es responsable de su disfrute. Un buen amigo del sexo es saber comunicar si lo que se está practicando resulta agradable o no, por qué y cómo podría mejorarse.

Couple Eating a Strawberry
FuseGetty Images

4. Respetar los deseos del otro. Si se mantienen relaciones en compañía, hay que tener en cuenta a la otra persona, sus deseos y apetencias.

5. Horas de descanso de calidad. El desgaste de energía física y mental característico del actual ritmo de vida frenético produce cansancio y agotamiento. Para gozar de una sexualidad positiva, es fundamental disponer de una buena salud, acompañada por el tiempo de descanso suficiente que permita atender todas las prioridades cotidianas, entre ellas incluidas la erótica.

Propuestas enemigas del sexo

Passionate Couple in bed
juhy13Getty Images

1. Alcohol y drogas. El consumo de sustancias que alteran la respuesta sexual puede acabar por arruinar una relación sexual. Además, no estar en pleno uso de las facultades físicas y mentales genera una distorsión de la realidad poco saludable.

2. Mala alimentación. Tras una comida copiosa es menos probable despertar el deseo y apetito sexual. Igualmente, determinados alimentos pueden producir mala digestión, pesadez...

PAA200000010
PhotoAltoGetty Images

3. Complacencia. Practicar sexo para complacer a la pareja es un grave error. Los encuentros entre dos personas han de surgir únicamente si existe deseo por parte ambas. De lo contrario, es probable que sólo una de las partes disfrute.

4. La rutina. Como dice el refrán, "lo poco gusta, lo mucho cansa". Seguir siempre el mismo patrón erótico y repetir una y otra vez las mismas prácticas puede acabar siendo de todo menos excitante. Es por esto que la creatividad y la imaginación son fundamentales para no caer en la monotonía y terminar por rechazar las relaciones sexuales.

¿Sabías qué...?

Young naked man looking under the blanket
STOCK4B-RFGetty Images

Existe una dificultad erótica que pueden sufrir los hombres en la que se produce una erección prolongada y normalmente dolorosa del pene sin estimulación. Es lo que se conoce como priapismo. La erección puede alargarse tras la realización de alguna práctica erótica o sin haber experimentado ningún tipo de estímulo. El priapismo se produce por una mala circulación sanguínea. Concretamente es causado por un flujo venoso insuficiente que, en caso de prolongarse en el tiempo, puede ocasionar problemas de erección, fibrosis o gangrena. Según los expertos, el problema se agrava si la erección se prolonga durante más de cuatro horas. En todo caso, es aconsejable acudir cuanto antes al médico. Normalmente, el tratamiento consiste en practicar un drenaje y, en casos graves, puede llevarse a cabo una cirugía. Para evitar este problema, se aconseja no practicar un consumo abusivo de drogas o medicamentos, especialmente fármacos hormonales, anticoagulantes y antidepresivos. El priapismo también puede afectar a las mujeres en el clítoris, aunque la incidencia es menor en comparación con los varones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo