La importancia de la vitamina D en nuestro organismo

Es un nutriente muy importante para la correcta absoción del calcio y se puede obtener de manera natural, a través de la exposición al sol, o comiendo alimentos que contengan dicha vitamina, tales como pescados grasos, lácteos o huevos. Nuestra coach de belleza Cuca Miquel nos cuenta cómo obtenerla sin correr riesgos.

Sol sobre el mar
Getty Images

La vitamina D es una vitamina esencial para mantener los huesos fuertes, evitar la osteoporosis y gozar de buena salud tanto de la piel como del cabello. Esta vitamina necesita la exposición solar para sintetizarse en el organismo. Ahora bien, aquí surge una gran contradicción: los rayos del sol son esenciales pero los dermatólogos alertan del peligro de los mismos. Es bien sabido que la exposición al sol produce envejecimiento, manchas en la piel y, lo más importante, es causa directa del cáncer de piel.

Por un lado, el miedo al sol hace que se usen protectores solares a todas horas y por otro, la mayor parte de España al estar situada encima del paralelo 35 N provoca que la capacidad de sintetizar la vitamina D en los meses de invierno y primavera sea muy escasa, mientras que en verano, las horas más eficaces para esa función son las centrales del día y es de todos conocido que en esas horas se debe huir del sol. Entonces, ¿cómo se consigue Vitamina D sin someterse a riesgos?

Vitamina D, sin riesgos

Mujer tomando sol
Getty Images

Entre los dermatólogos hay discrepancias en su obtención. Unos optan porque la prioridad sea protegerse del sol y tomar la vitamina D por otras fuentes, y otros dicen que puedes tomar el sol en verano en las horas centrales del día, pero solo 5 minutos. En realidad, esos 5 minutos al día tu piel está protegida por sus mecanismos naturales pero más allá de ese tiempo, debes ponerte a cubierto y no vale ponerse protección solar ya que, aunque te la pongas, después de esos 5 minutos, los protectores necesitan otros 20 para desplegar su eficacia. Así estarás esos 20 minutos quemándose al sol poniendo en riesgo tu piel.

Salmón, rico en vitamina D
Getty Images

Respecto a la parte del cuerpo da igual; es decir, puedes tomar esos 5 minutos en piernas, brazos y dejando la cara más protegida. No es necesario que sea todos los días, con que tomes 5 minutos de sol 3 veces por semana será más que suficiente. También puedes optan por tomar alimentos que ayudan a la sintetización de la vitamina D como los champiñones, setas, huevos, salmón, marisco y sardinas.

Mujer tomando pastilla suplementos vitamina D
Getty Images

Existen suplementos de vitamina D pero nunca debes tomarlos sin saber si tienes déficit, ya que al ser liposoluble se adhiere a las grasas acumulándose en el organismo y pueden provocar efectos adversos si lo tuvieras en exceso. Para conocer tus niveles acude a tu médico y pide unos análisis de sangre. Los resultados te dirán si tienes déficit o no. Si su falta es considerable, el médico será el encargado de recetarte los suplementos necesarios según tus necesidades.

La vitamina D es esencial para tu salud, pero protegerte del sol también lo es. Así que descubre tus piernas en verano 5 minutos 3 días en semana, come alimentos ricos en vitamina D y fortalecerás tus huesos sin correr riesgos. Si tienes dudas alguna, acude a tu médico para que te la resuelva.

Cuca Miquel
Cedida
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo