Ácido hialurónico: qué es y cuáles son sus beneficios

Si no quieres que el paso del tiempo pase factura en la elasticidad, la hidratación y la luminosidad de la piel desde estar muy pendiente de esta molécula que nuestro organismo produce manera natural pero que, con los años, va disminuyendo. Te contamos cuáles son los beneficios y la 'ayuda extra' que necesitas para no perderla.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo, especialmente en la piel, las articulaciones y los cartílagos. Tiene muchas propiedades y una de las más importantes es su capacidad para captar agua del interior y retenerla proporcionando hidratación a las células. Eso es fundamental para que tu piel esté sana (recuerda que eres 70% agua y tu piel necesita mucha agua y más en verano). En tus manos está conseguir que el paso del tiempo no deje huella.

Conforme cumplas años esta preciada sustancia irá disminuyendo de tu organismo y si no quieres envejecer rápido, perder elasticidad y que tu piel se apague (volviendo a lucir un aspecto firma y natural) es el momento de entender que el ácido hialurónico debe formar parte de tu rutina diaria.

3 beneficios que aporta esta molécula 'esponja':

  1. Hidrata la piel. Esta sustancia atrae agua del interior del organismo y la eleva a la epidermis con lo que el manto hidrolipídico estará más fuerte y sano dando aspecto de piel más lisa, sin rugosidad, ni arrugas 'de pergamino', sobre todo, en la frente.
  2. Evita la aparición de arrugas. El ácido hialurónico tiene un papel importante en la llamada 'sustancia fundamental' que es un líquido viscoso que se encuentra en la dermis donde están inmersas las fibras de colágeno y elastina y está formada por ácido hialurónico y diversos aminoácidos. Para conseguir que tus fibras estén sanas y flexibles, aporta ácido hialurónico, así evitarás la aparición de arrugas porque le da elasticidad a la piel evitando que se rompa y además produce efecto de relleno. A todo esto hay que sumar la aparición de flacidez.
  3. Reduce las cicatrices de acné. El ácido hialurónico ayuda a rellenar las cicatrices del acné. Si tu piel está bien hidratada habrá un efecto de relleno en los surcos de las cicatrices.
    Ácido hialurónico: beneficios y propiedades
    Getty Images

    ¿Dónde y cómo obtener ácido hialurónico?

    A través de una buena alimentación puedes conseguir aumentar o mantener los niveles de ácido hialurónico. Lo encontrarás en verduras como los espárragos, la coliflor, las espinacas o las judías verdes y en frutos como el melón, la pera, uvas, kiwi, naranjas, arándanos o piña.

    Ácido hialurónico: beneficios que produce en la piel.
    Getty Images

    La molécula del ácido hialurónico es bastante grande por lo que debes buscar cosmética biotecnológica que haya modificado el tamaño de la molécula para que penetre en el interior de la piel, debes aportar ácido hialurónico de bajo, medio y alto peso molecular. Los dos primeros hidratan las capas profundas de la piel y estimulan la producción natural de esta sustancia y el de alto peso molecular forma una capa viscosa que aporta hidratación y alisa las arrugas.

    También hay variantes como el hialuronato de sodio (ácido hialurónico más sal de sodio) que tiene también la capacidad de captar agua, por lo que hidrata la piel y promueve la regeneración celular.

    Cuca Miquel
    Cuca Miquel
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Estilo