Cómo elegir (y comprar) la heladera perfecta para el verano: Helados caseros

¡No te puede faltar en tu cocina!

Heladera eléctrica
Hearst

¿Qué hay más tentador que un helado en verano? Con una heladera, podrás elegir
los ingredientes, ganarás en calidad, ahorrarás dinero y el resultado será ¡irresistible!

Claves para elegir la heladera que necesitas

Antes de comprarte una heladera, ten en cuenta estos prácticos consejos.

Heladera con o sin compresor. Es la gran decisión a tomar. Las que no lo tienen, no enfrían por sí solas, sino que tienen un recipiente metálico que habrá que dejar en el congelador 24 horas antes. El inconveniente, el espacio que este bol ocupa en el congelador. La ventaja, su bajo precio. Por contra, las que sí tienen compresor te permiten
hacer helados cuando quieras, pero resultan más caras y pesadas.

Heladera modelo Klarstein Creamberry, desde 89,99 €; Amazon.es
Hearst

Cómprala aquí

Capacidad. Depende de los que seáis en casa. Hay modelos que permiten preparar desde 1 l hasta 6 l.

Materiales. Los recipientes de plástico se estropean rápido, mejor de aluminio que aguantan bien la humedad y son más resistentes.

Funciones. Te facilitará su uso si la máquina tiene temporizador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo