Cómo tener un cuerpo en buena forma

Toma nota de cómo lograr estar en tu peso de manera saludable y tonificar tu cuerpo.

Cómo tener un cuerpo en forma y bonito
Getty Images

Una alimentación equilibrada y la actividad física habitual son las mejores claves para conseguir un cuerpo 10. Mantenerte en forma y no desesperarte con tu régimen te resultará más sencillo si sigues con detenimiento los siguientes consejos sobre dietas y ejercicio.

Recuerda que no existe un truco mágico para tener un cuerpo bonito y en forma, pero si llevas una alimentación equilibrada y haces ejercicios de manera regular, tu objetivo estará mucho más cerca ¡adelante!

Antes de ponerte a régimen deberías saber cuál es tu peso ideal:

Existen varias fórmulas para calcular tu peso ideal. Una de las más comunes indica que el peso perfecto es aquel que resulta al restar 100 de la altura en centímetros en el caso de los hombres y 104 cuando se refiere a las mujeres.

Índice de Masa Corporal: El índice de masa corporal es una fórmula que sirve para detectar la obesidad. Se calcula dividiendo el peso entre la altura en metros al cuadrado.

Indice de masa corporal
Hearst

Varias comidas al día

La digestión también quema calorías. Es mejor que comas varias veces al día pequeñas cantidades de alimentos que no aporten muchas calorías, como frutas y verduras, a que hagas tres comidas copiosas.

Ejercicios de estiramiento

Realiza ejercicios de estiramiento antes de empezar a practicar cualquier deporte. Mantén el estiramiento unos ocho segundos. No fuerces hasta sentir dolor, porque podrías causarte lesiones.

Verduras saciantes

Apuesta por las verduras porque prácticamente ninguna supera las 100 calorías por 100 gramos. Además, tienen un importante poder saciante.

Verduras para estar en forma
Aniko HobelGetty Images

Practica el acuaeróbic

Puedes completar tu dieta de adelgazamiento con un deporte como el acuaeróbic. Se trata de un ejercicio que se practica en una piscina. Por la resistencia que ofrece el agua, los músculos trabajan más, pero tú apenas notas el esfuerzo.

Nunca compres con hambre

Procura no realizar la compra diaria con hambre, ya que adquirirás productos de consumo rápido, que son los que más engordan, y muchas más cosas de las que necesitas realmente. Y una vez en casa, ¿quién se resiste a la tentación de los productos comprados?

Aumenta tu actividad

De verdad que funciona lo de olvidarse del ascensor y subir las escaleras o realizar las tareas del hogar de forma más enérgica. Apenas notarás el esfuerzo, pero con el tiempo perderás algunos kilos si lo combinas con una alimentación adecuada.

Come sentada a la mesa

Cuando se come de pie o caminando parece que se asume que es un picoteo y se acaba comiendo hasta un 30 por ciento más que si se hace a la mesa, cuando tomamos conciencia de lo que comemos.

Avocado Sandwich with Poached Egg. Sliced avocado and egg on toasted bread for healthy breakfast
Getty Images

Grasas sanas

Aunque estés a dieta, las grasas son necesarias para tu organismo. Acostúmbrate a las de origen vegetal como el aceite de oliva o los ácidos grasos Omega 3 presentes en el pescado azul.

Embarazo

Si ya practicabas deporte, no es motivo para dejarlo. Consulta con tu especialista, pero yoga y pilates no son de impacto ni de una intensidad excesiva y sí te serán de gran ayuda para el parto.

Come despacio

Si comes despacio y masticas bien, te saciarás con más facilidad. Además, con la masticación se inicia la disgregación de algunos nutrientes, lo que hará tu digestión menos pesada.

Aperitivos light

Cuando salgas a tomar el aperitivo, pide cervezas sin alcohol, vino blanco o refrescos light. Evita productos con muchas calorías como los frutos secos o los fritos. Sustitúyelos por otros más ligeros como los mejillones, almejas o pulpo, queso blanco o jamón, sin tocino.

Young woman drinking orange juice in her kitchen
Westend61Getty Images

Cítricos

Tómate un zumo de algún cítrico como el limón, la naranja o el pomelo antes de empezar a comer. Te ayudará a cuidar tu línea, desintoxicando tu aparato digestivo y reduciendo el apetito.

Utiliza hierbas

Condimenta tus comidas con hierbas secas, que proporcionan un agradable sabor a los alimentos y son una buena fuente de minerales y vitaminas y reducen la necesidad de usar sal.

Pasta ligera

Puedes sustituir la tradicional salsa boloñesa de la pasta, por otras recetas más ligeras como las elaboradas con pimientos, ajo, cebolla y puerros.

Tener buen cuerpo
Getty Images

Sobremesa con infusión

Las infusiones no tienen calorías y son el postre perfecto: reducen las ganas de tomar un dulce y te facilitarán la digestión.

Mejor crudo

Los alimentos crudos, sobre todo las verduras, son más difíciles de digerir que aquellos que están cocidos por lo que con su digestión se queman más calorías. ¡Comer puede adelgazar!

Cenar pronto

Cena por lo menos dos horas antes de acostarte. Por la noche, el metabolismo se ralentiza y los alimentos se acumulan como grasas con más facilidad.

Cocina lo justo

Cocina siempre lo que te vayas a comer en ese momento. Las sobras son una tentación peligrosa cuando estás intentando perder peso.

Tener buen cuerpo
Getty Images

Anota tus comidas

Es muy efectivo anotar las comidas que haces en un diario. Así te resultará más fácil ver dónde te has equivocado si ganas peso.

Dieta con fármacos

Los medicamentos que ayudan en las dietas pueden interferir en la absorción de nutrientes básicos. No dependas de ellos. ¿Quieres tener efecto rebote al dejarlos?

Truco ahorro

Si estás a régimen y tienes hambre, puedes comer saciadores naturales tan baratos como los rábanos o la remolacha.

Tener buen cuerpo
Getty Images

Libera tensión

Para prevenir las dolencias musculares por el uso del ordenador, ejercita tus muñecas, estirándolas, flexionándolas y girándolas de vez en cuando.

Desentumece las piernas

Estar mucho sentada es malísimo. Gira los tobillos y levántate de vez en cuando y estirar como en la foto. Si trabajas de pie, haz alzamientos en puntillas para favorecer el retorno venoso.

Refuerza tus brazos

Aprovecha el material de oficina, como libros o archivadores, para hacer levantamientos con ambos brazos y fortalecer así tus bíceps. Repite cada día. Funciona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo