Cómo tener las piernas y brazos cuidados

El invierno no puede ser excusa para no cuidar nuestras extremidades hasta la primavera. Ponte las pilas y empieza a dedicarles algo de tiempo en tu rutina de belleza.

Woman legs on the sunset beach
KristinaGrekeGetty Images

Lo de ir más tapada en invierno no es excusa para descuidarse, que luego quieres presumir paseando minifaldas o con vestidos sin manga cuando la primavera y el verano llegan a nuestras vidas. Depilación, estrías, celulitis... son muchos los temas que afectan a nuestras piernas y brazos y es que durante el invierno solemos prestarles menos atención.

Sin embargo, si les dedicas unos minutos cada semana, lograrás tenerlos bonitos, tonificados, cuidados y, en definitiva, mucho más cuidados y no te dará reparo enseñarlos también en invierno.

Sigue nuestros consejos para que te veas y te vean estupenda.

Camina todos los días

Para prevenir las varices debes andar por lo menos media hora diaria. Si es posible, pasea por la orilla del mar, ya que el agua ofrece resistencia a tus piernas y favorece una buena circulación sanguínea.

Brazos firmes

Para presumir de brazos tonificados, copia este ejercicio: coge un brik de leche en cada mano, dobla los brazos y lentamente levanta los briks hacia los hombros. Deja caer los brazos otra vez y repite diez veces.

Fuera estrías

Coloca diariamente sobre la zona afectada un emplasto realizado con la mezcla de una zanahoria rallada con leche de almendras. Debes obtener una pasta muy fina que pueda ser fácilmente aplicada y dejarla actuar el mayor tiempo posible.

Piernas bonitas
Getty Images

Codos ásperos

Para quitar la aspereza sirve también la piedra pómez. En unos minutos recuperarás su suavidad. Y si están oscurecidos, ponte miel con zumo de limón.

Sin pelos y sin granitos

Si te salen granitos después de depilarte, recuerda estos trucos la próxima vez: exfolia la zona antes de pasar la cuchilla, hacerte el láser o la cera y después usa aloe vera para hidratar bien y refrescar.

Antebrazos sin vello

Si tienes vello oscuro en los antebrazos y no quieres depilarlos, aclara aplicando durante 20 minutos una mezcla de zumo de limón con agua y aceite de oliva.

Piernas tersas

Para mantener fina la piel de las piernas, machaca una manzana cocida sin piel y sin pepitas y añade cuatro cucharadas de aceite de oliva. Aplícate esta crema sobre las piernas y déjala actuar durante un cuarto de hora. Después, retírala con agua tibia. Hazlo una vez a la semana.

They'll be smooth to the touch soon
PeopleImagesGetty Images

Depilación casera

Podrás fabricarte tu propio producto depilatorio mezclando 20 terrones de azúcar con sólo un poco de agua. Después tienes que calentarlo a fuego lento y añadir el zumo de un limón. Una vez que se disuelva el azúcar, espera hasta que se enfríe y da vueltas con una cuchara de madera hasta lograr una gran bola. Extiende la mezcla sobre tus piernas y tira de ella para arrancar el vello como si fuera cera.

Sin hematomas

Haz desaparecer los hematomas que aparecen en tu piel después de un golpe con un sencillo remedio casero: mezcla unas hojas de repollo con 50 gramos de perejil. Licúa todo. Aplica el jugo resultante y tapa la zona afectada con una toalla durante una hora. Otro truco es comer piña porque su bromelaína descompone las proteínas que retienen los fluidos en los tejidos tras un golpe.

Cuádriceps bien marcado

Para fortalecer la zona superior de tus rodillas, anda de puntillas cinco minutos al día. Mejorarás notablemente su aspecto.

Acaba con las agujetas

Si has vuelto al gym con ganas y ahora tienes agujetas, haz un zumo de zanahoria, añádele una pizca de sal y tómalo en ayunas. ¡Verás qué bien funciona!

Rear view midsection of woman in red bikini bottom at beach
Cavan ImagesGetty Images

Trasero en forma

Si no tienes tiempo o dinero para ir al gym, sal al portal y ponte a subir escaleras. Si lo piensas, para eso ponen la máquina de step en el gimnasio. Si te acostumbras a hacerlo, reafirmarás en poco tiempo tus nalgas y muslos.

Evita la celulitis

Puedes prevenir la celulitis tomando un pomelo en ayunas, siempre al menos media hora antes de desayunar. Con su efecto purificador, combatirás las toxinas que producen la piel de naranja.

Rodillas de seda

Mantén tus rodillas hidratadas mezclando en un cuenco una cucharadita de miel, 15 gotas de zumo de limón y una cucharada de aceite. Después, sólo tienes que untaro en tus rodillas mientras te das un masaje y dejar actuar durante aproximadamente un cuarto de hora. Aclara con agua tibia.

Mejora la circulación

Piernas y brazos padecen más los problemas de circulación. Trata aplicando a diario la crema hidratante con movimientos circulares y en sentido superior.

Woman putting lotion on her leg.
Guido MiethGetty Images

Blanquea axilas

Mezcla cucharada y media de bicarbonato y zumo de limón para hacer una pasta que dejarás reposar diez minutos. Aplica luego en la zona y que a actúe media hora al cabo de la cual retirarás con agua tibia. Repite unos días y verá resultados en una semana.

Vendas purificadoras

Hierve dos litros de agua y añade una o dos tazas de hierbas secas como tomillo, albahaca, menta o estragón. Empapa dos toallas grandes en la infusión y escúrrelas. Pon una tela plastificada sobre la cama y túmbate encima. Enrolla tus piernas con las toallas y cúbrete con otra toalla. Permanece así diez minutos.

Exfoliante natural

Puedes fabricar un relajante exfoliante natural mezclando tres cucharadas soperas de sal marina y una de aceite de oliva. Primero, limpia tus piernas en profundidad para después aplicar el exfoliante con movimientos circulares desde la cadera hasta la rodilla. Repítelo en la parte inferior de las piernas. Aclara con agua tibia.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Tónico reparador tras la exfoliación

Aplícate un preparado, compuesto por un puré de pepino sin semillas mezclado con una taza de gelatina de aloe vera. Pasa el líquido resultante por un colador fino y enfríalo en la nevera durante 30 minutos. Pon una pequeña cantidad en tu mano y aplícalo sobre tu piel con palmaditas seguidas y suaves.

Hidratacion profunda

Para terminar con el tratamiento sólo tienes que aplicar miel sobre tus piernas y frotar de forma vigorosa. Si quieres, puedes envolver el muslo cubierto de miel en plástico para aumentar el calor y el efecto hidratante de la miel. Déjalo actuar durante 15 minutos y retira con agua caliente. Tus piernas lucirán perfectas.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo