Cómo debes proteger tu piel cuando vas a esquiar

Si estás planificando un viaje a la nieve, no olvides en tu equipaje productos protectores, hidratantes y reparadores para aplicar a tu piel antes de esquiar, durante su práctica y cuando termines. Ella te lo agradecerá.

Belleza: Esquía con protección
Getty Images
  • Los mejores productos para proteger a tu piel del frío y la nieve.
  • Cuando vas a esquiar, ¿sabes cómo debes proteger a tu piel? Te lo contamos.

    Si quieres aprovechar las primeras nevadas copiosas y ya planificas una escapada a alguna estación de esquí, ya sabrás que a la hora de hacer deporte, debes proteger tu piel al máximo. Recuerda que la nieve es incluso más peligrosa que el sol. Por ello no solo debes protegerla del frío y del aire, sino también hidratarla. Una tarea que debes realizar antes de esquiar, durante la práctica del mismo y, por supuesto, después de. Es decir, tras una fructífera jornada de esquí, es momento de volver a mimar tu piel e hidratarla nuevamente para reparar los daños causados la nieve, especialmente, zonas tan sensibles como labios, orejas y nariz.

    Así que si no quieres arruinar tus vacaciones blancas, recuerda estas máximas: utiliza protección solar; cuida las zonas más sensibles y expuestas al frío y, por supuesto, nunca olvides tus gafas, imprescindibles para no sufrir quemaduras solares.

    Para ayudarte en esta tarea, hemos seleccionado para ti los mejores productos protectores y reparadores que no pueden faltar en tu viaje a la nieve. ¡Toma nota!

    Protégete en las pistas

    Protectores solares en las pistas
    Stick Zonas Sensibles, de Avène (6,90 €); Fluido invisible, de A-Derma (16,30 €); Aqua Urban, de Galénic (32,87 €); Hydro Infusion, de Piz Buin (16,80 €), y Nexultra, de Universkin (39 €).
    Cedida

    Aunque te parezca mentira, las radiaciones ultravioletas son más peligrosas a altitudes elevadas que al borde del mar. Además, el frío y el viento impiden que pases calor y sientas que tu piel se está quemando. Pero no es así. Por eso, utiliza protección alta y repónla a lo largo de la jornada.

     Protectores solares para las pistas
    Clear Stick, de Shiseido (33 €); Fotoprotector Antiedad SPF50, de Farma Dorsch (31,10 €); Fluido Sport, de Avène (10,80 €) y Lift+, de Diadermine (9,50 €).
    Plató Hearst

    Siempre, mucho ojo

    Gafas de sol para la nieve
    Wildgo Snow, de Multiopticas (59 €) y gafas de sol TMA Must, de Silhouette (229 €).
    Cedidas

    Una protección ocular deficiente en la nieve puede causar graves problemas de visión debido a las radiaciones ultravioleta. Estos rayos quedan fuera del espectro visible, pero penetran en el ojo y provocan daños de visión a corto y largo plazo. Por eso, los expertos recomiendan utilizar gafas de ventisca cuando estés practicando esquí, y de sol con cristales protectores en los momentos de descanso.

    Durante la jornada, vigila tu protección

    Protectores solares 
    Melascreen, de Ducray (16,30 €); Stick & Brush, de Isdin (19,89 €); Bálsamo reparador de nariz y labios, de Neutrogena (4,37 €) y Maquillaje compacto SPF50, de Ladival (25 €).
    Cedida

    No es fácil cargar con el protector solar en un bolsillo mientras esquías. Por eso, si te proteges en casa, para reponer producto durante el día basta con que lleves sticks, solares en compacto o protectores y no olvides las zonas sensibles como las manos, el contorno del ojo y orejas.

    De vuelta a casa, repara e hidrata

    Productos reparadores e hidratantes
    Mascarilla para pies, de Júlia (9,89 €); Neceser ampollas y crema Hyaluronic, de Babaria (9,95 €); Aceite facial concentrado, de Flor de Mayo (6,95 €); Crema reparadora con urea, de Babé (9,40 €) y Aceite de masaje Árnica, de Weleda (15,90 €).
    Cedida

    Finalizada la jornada al aire libre, es momento de reparar y rehidratar. Utiliza cremas o ampollas con activos como el ácido hialurónico, productos en textura aceite que penetrarán perfectamente tras la ducha, mascarillas reparadoras para los pies o aceite con árnica para masajear los músculos.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Estilo