Soluciones para evitar los problemas de sueño derivados del aislamiento

El confinamiento puede afectar a nuestro descanso nocturno. ¿Cómo podemos reajustar nuestro sueño?

mujer despertándose de la cama
Getty Images
  • Las consecuencias negativas del aislamiento para nuestra salud.
  • Mejorar nuestro descanso nocturno es fundamental para rendir más a todos los niveles. Apunta nuestros consejos.

    Nuestros ritmos vitales se han alterado debido al encierro en casa: tenemos una menor exposición a la luz solar, podemos sufrir trastornos de ansiedad y dedicamos más tiempo al uso del móvil. Estos factores, entre otros, pueden afectar a la calidad del sueño o al número de horas que dormimos, según el neurocientífico de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Diego Redolar.

    Los ritmos circadianos de cada 24 horas están vinculados a señales externas como la luz y la oscuridad. En palabras de Redolar, "con el confinamiento, el cerebro carece de estas señales, ya que por ejemplo no estamos siguiendo las rutinas habituales para ir a trabajar ni estamos tan expuestos a la luz solar. La estructura cerebral que establece el reloj biológico está recibiendo información contradictoria, y esto puede provocar un impacto negativo en la higiene del sueño".

    La ansiedad y el estrés

    Para algunas personas, no poder salir de casa puede provocar ansiedad y estrés. En estos casos, se activan regiones cerebrales, como una estructura con forma de almendra, denominada amígdala, que durante la noche puede interferir en la calidad de nuestro sueño. "A estas personas les cuesta más dormir y se despiertan más durante la noche", señala el experto.

    Leer o escuchar música

    En la app de mindfulness 'Petit BamBou' proponen establecer patrones de sueño: levantarse y acostarse a la misma hora todos los días, porque ayuda al cuerpo a encontrar un ritmo regular. Una vez que hayamos establecido un horario de sueño regular, el cuerpo sabrá que es la hora de dormir.

    También conviene cenar ligero: lo que cenamos, a qué hora, y la digestión están asociados a la hora de ir a la cama. Otras actividades relajantes que pueden favorecer el sueño son leer o escuchar música tranquila.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Tip de experto

    pareja en la cama viendo el portátil
    Getty Images

    Durante la cuarentena, el uso de dispositivos móviles y de tablets se ha disparado. "Para que se produzca liberación de melatonina (conocida como la hormona del sueño) es aconsejable evitar su uso antes de ir a dormir, porque emiten una luz azul que envía un mensaje contradictorio al encéfalo", aclara el investigador Diego Redolar.

    El sueño, en cifras

    perro a los pies de la cama de su amo
    Getty Images

    La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que más de 4 millones de personas en España sufren algún trastorno de sueño. Estudios en la población española revelan que los problemas de insomnio son más frecuentes en mujeres y en personas de edad avanzada. Pero también los sufren los niños: entre el 20-25% de ellos sufre algún tipo de trastorno del sueño.

    mujer bostezando con taza en la mano
    Getty Images

    Numerosos estudios han demostrado que un sueño de calidad es básico para una buena salud. Dormir bien mejora nuestro rendimiento mental y corporal y reduce el riesgo de accidentes laborales y de tráfico. Según la SEN, un sueño de calidad también protege el cerebro, ya que se restaura la función cerebral en aspectos como el aprendizaje, la memoria o el estado de ánimo.


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Estilo