Cómo tener las defensas más fuertes gracias a la alimentacíón

La alimentación es nuestra aliada para fortalecer el sistema inmune que nos protege de enfermedades.

cómo mejorar las defensas
Getty Images

El sistema inmunológico es nuestra defensa natural contra las enfermedades y es el encargado de destruir organismos infecciosos. Por eso es tan importante que esa barrera funcione de forma adecuada. Si estamos expuestos a un agente infeccioso, un virus o una bacteria, éste es reconocido como un cuerpo extraño o antígeno, por el sistema inmunológico, que se encargará de combatirlo. Hay algunos síntomas para saber si tenemos las defensas bajas, como, por ejemplo el cansancio, dolores musculares sin causa o una pupa en los labios. Las defensas bajas pueden ser una puerta de entrada a infecciones como el coronavirus.

La dieta es importante

Existen enfermedades autoinmunes que pueden alterar nuestras defensas. Son factores internos. Pero en otros casos son nuestros hábitos los que pueden debilitar esas defensas. Son los factores externos y sobre éstos sí podemos actuar.

Hay un factor externo clave que puede contribuir a fortalecer el sistema inmune: la alimentación. Una dieta rica en frutas y verduras ricas en vitamina C (presente en cítricos, naranjas, limones, kiwi, fresas y brócoli) es fundamental para reforzar las defensas. Hay que recordar que nuestro cuerpo no produce vitamina C, por eso debemos recibir este nutriente a través de los alimentos.

También favorecen al fortalecimiento inmunológico el zinc y el selenio (carne roja, pavo, pollo, almendras, nueces, avena). En concreto, el zinc refuerza las mucosas del sistema respiratorio y contribuye al aumento de las defensas; y las semillas de uva, muy ricas en antioxidantes, ayudan a una mejora en las defensas.

También son aconsejables los yogures y los fermentados lácteos, ricos en calcio.

Stop estrés

cómo mejorar las defensas
Getty Images

El estrés nos puede bajar las defensas. En situaciones estresantes, el organismo empieza a liberar adrenalina y cortisol, que hacen que nos sintamos alterados y con tensión. Es importante en estos episodios reaprender a respirar despacio y practicar ejercicios de relajación. También nos ayudará a controlar la ansiedad una buena higiene del sueño y descanso nocturno.

cómo mejorar las defensas
Getty Images

Además, practicar actividad física diaria de forma regular fortalece las defensas. Aprovecha una hora del día para activarte. Durante las semanas de distanciamiento social, es posible seguir clases on line en diversas plataformas. Mantén un ritmo, trabaja la respiración y la resistencia y descubrirás qué bien sienta para la salud física, mental y emocional.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo