Las mujeres españolas, las que más fantasean con la infidelidad

Según un estudio de Gleeden, primera plataforma de encuentros extraconyugales pensada por y para mujeres, las españolas son las europeas que más fantasean con una aventura, pero ¿cuántas pasan realmente a la acción?

pareja de hombre y mujer besándose en la cama
Getty Images

La infidelidad es un fenómeno multifacético que no se limita al sexo. Existen tres tipos: la infidelidad psíquica (soñar o mantener relaciones sexuales pensando en otra persona), la física (besar o tener contacto sexual físico con otra persona) y la virtual (seguir a un ex en las redes, intercambiar mensajes ambiguos o excitarse mutuamente con otra persona a través de la redes). Según el Observatorio Europeo de la Infidelidad de Gleeden, las españolas son las que más fantasean con ser infieles, pero poco más de la mitad pasa a la acción real. Además, son las europeas más infieles en el ámbito virtual y psíquico, pero las menos infieles en el plano físico.

La pandemia ha pasado factura en la vida íntima de muchas parejas. Según el estudio ‘Género, sexualidades y salud sexual’, del Instituto Francés de Opinión Pública para Gleeden, un 39% de personas convivientes con su pareja confiesa que ha visto deteriorada su sexualidad por la convivencia. Las parejas tradicionales ven cómo la vida sexual y el erotismo con la pareja habitual pasan a un segundo plano.

pareja de hombre y mujer en la cama
Getty Images

Por la igualdad de género

¿Qué experiencia tienen las españolas en sus aventuras fuera de la pareja? Dos datos: el 30% es o ha sido infiel a lo largo de su vida; y el 61% de las mujeres infieles no se arrepiente. En cuanto a la percepción sobre las aventuras sexuales fuera de la pareja, una de las conclusiones de este informe es que las mujeres creen que la sociedad aún sigue condenando más la infidelidad femenina que la masculina: el 75% de las europeas, frente al 76% de las españolas, refiere que la gente se sorprende más cuando la que engaña a su pareja es la mujer en vez del hombre. Esto significa que, pese a los avances en la liberalización sexual y el desarrollo de la igualdad de género, la población femenina parece haber interiorizado una brecha de género a la hora de debatir sobre la infidelidad femenina frente a la masculina.

App de citas

¿Qué factores contribuyen a tener una aventura? La edad (mayores de 30); el plano físico y estético (la mujer que se autoevalúa guapa); la insatisfacción sentimental y sexual en la pareja; una menor estabilidad de la pareja; y la cercanía con el mundo del dating (uso de las apps de citas en los tres últimos meses).

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

chica joven con mascarilla negra en el andén de una estación con un teléfono móvil
Getty Images

Mascarillas, aliadas de las aventuras

En estos meses de pandemia, la mascarilla es una protección de barrera imprescindible para protegernos y reducir el riesgo de contagios de la COVID-19. Además, se ha convertido en la aliada perfecta para ir de incógnito, ya que la obligatoriedad de su uso supone una ayuda a la hora de encontrarse con amantes de manera discreta. Así lo asegura el 72% de los participantes en una encuesta de la mencionada plataforma, que afirma que la mascarilla les ofrece la oportunidad de moverse de incógnito sin que nadie les reconozca.

¿Insatisfacción?

¿Cuál es el promedio de actividad sexual femenina en España? La media ronda seis veces al mes. Sin embargo, el promedio de deseo sexual en el mismo período se sitúa en 9,7. Esto significa que las mujeres españolas tienen cubierto un 61% de sus necesidades sexuales; y las que experimentan un alto o muy alto deseo sexual son las más insatisfechas. Son datos del estudio ‘Revolución sexual femenina’ de Gleeden.

Las mujeres de 50, más activas

Las mujeres entre 51 y 60 años tienen mayor excitación que las de 31 a 40. Según la psicóloga clínica especializada en sexología Laia Cadens, que colabora en el estudio de Gleeden, “la más joven es la etapa en que se consolidan profesionalmente, son madres y tienen muchas responsabilidades, lo que hace que las prioridades se recoloquen”. Además, las de mayor edad tienen más orgasmos que las más jóvenes. “La experiencia, el autoconocimiento y motivaciones sexuales conducen a la mujer a un empoderamiento sexual y a encontrar caminos que potencien el placer”, explica la experta.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo