Consejos para protegerte correctamente del sol

Cuca Miquel, coach de belleza, te cuenta qué debes hacer para broncear tu piel de forma segura. Siempre con mucha cabeza, no te olvides de la protección adecuada y de la hidratación.

una joven, con visera, bikini y gafas de sol, se broncea sobre la arena de la playa
Jonathan StoreyGetty Images


    Si te gusta broncear tu piel, debes saber que el sol te dañará a medio plazo, que el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico disminuirán, que en unos años puedes padecer arrugas prematuras, y los melanocitos se pueden dañar y aparecer manchas y además puedes padecer cáncer de piel. Si aún conociendo los riesgos, decides que quieres broncear tu piel debes seguir estos consejos.

    Debes evitar las quemaduras solares, por lo que elige el protector solar con el índice adecuado que en verano siempre será 50 o 50 plus. Debes valorar tus circunstancias como si estás o no embarazada, en este caso debes extremar los cuidados; si vas a la montaña o solo tomarás el sol cuando vayas a alguna terraza y, además, debes saber si tomas medicación fotosensible. El protector que compres debe tener filtros UVA y UVB. Debes usar la cantidad suficiente para cubrir la piel del rostro y todas aquellas partes expuestas, si usas poca cantidad, no estarás protegida.

    Los expertos dicen que en el cuerpo hacen falta 30 gramos y en el rostro 7, póntelo tantas veces sea necesario, la primera puesta será 20 minutos antes de salir de casa y siempre que llegues a la playa o piscina.No te olvides de reponerlo cada 2 horas y aunque ponga que es resistente al agua después de cada baño debes reponer el solar.

    una chica muy sonriente se toma un trozo de sandía metida en una piscina
    Westend61Getty Images

    No debes tomar el sol en las horas centrales del día. Hidrátate correctamente, bebe abundante agua ya que si estás en la playa, el viento caliente con arena suspendida deshidratará tu piel, y una piel deshidratada es una piel que sufrirá más los efectos perjudiciales del sol. Come cada día frutas frescas como sandía o melón, para garantizar el aporte hídrico de la piel.

    Cuando llegues a casa, dúchate con agua templada casi fría y ponte tu crema de cuidado facial y en el cuerpo no uses jabones de ducha e hidrátate con abundante crema corporal.

    Aunque el sol pueda perjudicar tu piel es cierto que aporta vitamina D y que un tono bronceado es muy bonito pero para evitar males mayores, toma el sol con cabeza y con mucha crema.

    cuca miquel
    Cuca Miquel
    Cuca Miquel, coach de belleza


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada