Ducharse con agua fría o caliente, ¿qué es más beneficioso?

Ante de elegir la temperatura del agua, descubre las ventajas que tiene cada opción. Te las explica en detalle nuestra experta en belleza, Cuca Miquel.

mujer descubriendo los beneficios de una ducha con agua fría
GettyGetty Images


    Ducharse cada día es esencial para tener una buena higiene corporal y así poder interactuar con otras personas. Pero, ¿tú eres del equipo agua fría o del equipo agua caliente? Elegir la temperatura del agua es una cuestión que genera muchas dudas. Está claro que el agua caliente es reconfortante y que la fría te espabila. Lo ideal es buscar un término medio. De todos modos, te cuento que ambas opciones son buenas.

    Ducharse con agua caliente es muy beneficioso a nivel físico y mental. Una ducha caliente dilata los vasos sanguíneos mejorando la oxigenación de tu organismo y aliviando el dolor, ya que desinflama y al oxigenar los tejidos lleva más sangre a los músculos, tendones, y huesos por lo que mejorará dolores musculares y articulares.

    Beneficios de ducharse con agua caliente

    Los beneficios mentales son aún mayores: te relaja, mejora tu sueño, calma la ansiedad y te oxigena el cerebro permitiendo una renovación de pensamientos. Además, por otro lado la ducha de agua caliente también mejora la respiración nasal y alivia la tos.

    mujer disfrutando de los beneficios de bañarse con agua caliente
    Amy Frazier, Shooting the Kids PhotographyGetty Images

    Ahora bien, las duchas calientes perjudican la piel. En el caso de que tu piel sea sensible saldrás muy enrojecida, por la dilatación de los vasos sanguíneos y por eso es muy perjudicial para personas que padecen rosácea. Una buena opción es hacerte un estudio online de tu piel para saber cómo protegerla de un modo personalizado.

    La temperatura en ningún caso debe superar los 37 grados y no debe durar más de 15 minutos.

    Beneficios de ducharse con agua fría

    Si optas por bajar la temperatura, también te vendrá bien por muchos motivos. Los beneficios de la ducha con agua fría son que ayuda a despertar el cerebro, ya que los receptores y neuronas de la piel se activan con el frío, y ponen en alerta tu organismo para que responda ante la bajada de temperatura.

    Además, una ducha con agua fría mejora la circulación sanguínea, y elimina por ende las toxinas mejorando la celulitis de tus piernas. Eso sí, en caso de que padezcas del corazón no es aconsejable por la constricción de los vasos sanguíneos.

    beneficios de ducharse con agua fría
    Vladimir Grigorev / EyeEmGetty Images

    El agua fría despierta el cerebro por lo que mejora tu atención, y también mejora el metabolismo de tu organismo porque el agua fría obliga a tu cuerpo a que consuma azúcares y grasas para conseguir mantener tu temperatura corporal idónea por lo que es importante si quieres estar en normopeso, activa el sistema inmunitario y desinflama las articulaciones y los músculos doloridos.

    Soy de la opinión que las duchas deben ser reparadoras y activadoras por lo que por la mañana intenta que tu ducha sea con agua más fría y por la noche debes hacerlo con agua caliente y si solo te duchas una vez al día puedes comenzar con agua templada, después más caliente no superando los 37 grados y terminado la ducha con agua fría y si no lo soportas, por lo menos termina la ducha con agua fría en los pies, tobillos y vas subiendo hasta las rodillas.

    Cada día tienes la oportunidad de hacer cosas buenas por tu cuerpo y por tu belleza y puedes comenzar con una buena ducha.

    cuca miquel
    Cuca Miquel
    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Todo en belleza