Reduce la factura de la luz

En abril ya ha bajado un 6%, lo que supone un ahorro de casi 100 euros anuales…

image
La tarifa de la luz

Este mes de abril la tarifa de la luz ha experimentado una rebaja del 6,6%, después de cinco años de continuas subidas en los que se ha encarecido un 60%. En una factura (bimensual) de 120 euros, que es la media de los hogares españoles, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), esta reducción supone unos 8 euros mensuales. El ahorro puede ser aún mayor con unos cambios de hábitos en el hogar.

 

1 de 5
Cuidado con los electrodomésticos

Los electrodomésticos representan el 64% de la factura, según datos del IDAE. El frigorífico, con un 18%, es el que más consume, seguido del televisor, con un 10%. Después se sitúan la vitrocerámica, con el 9%, la lavadora (8%) y los pequeños electrodomésticos (7%). El ordenador, el aire acondicionado y otros gadgets que requieren ser cargados son los responsables del 12% restante del gasto. El otro 36% se reparte entre los sistemas de iluminación y la calefacción, que necesitan respectivamente un 18% y un 15%, sin olvidar el agua caliente, con el 3%.

 

2 de 5
La temperatura

La calefacción supone un gasto importante no sólo en gas, sino también en electricidad; por eso es fundamental un buen aislamiento para mantener la temperatura dentro de casa. Tener cortinas, bajar las persianas cuando empiece a anochecer, colocar alfombras en el suelo o burletes en las rendijas de las puertas ayuda a conservar el calor de la casa.

 

3 de 5
Los electrodomésticos

Hay que tener el frigorífico y el congelador a la temperatura correcta (5º y -18º, respectivamente) y mantener la puerta abierta el menor tiempo posible. También se deben poner la lavadora y el lavavajillas a plena carga y con programas de baja temperatura, así como aprovechar el calor residual de horno y vitrocerámica. Todo esto reduce la factura de la luz.

 

4 de 5
El ‘stand by’

Las lucecitas rojas de los aparatos eléctricos terminan gastando más al año que el aire acondicionado durante los meses
de verano o lo mismo que consume el horno en todo el año.
La manera de combatir este sobreconsumo es apagando
completamente todos los aparatos y desenchufando
los cargadores cuando no se usan.

 

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo