No tienes que ser una superwoman

Destierra el mito de que deberías poder con todo. Tómate tu tiempo y delega…

1 de 4
Todo en una

Buena madre, buena esposa, buena profesional, buena amiga… Con todo no se puede. Además, ser una superwoman está pasado de moda. Destierra este mito: párate a pensar, delega y regálate un momento para ti. Ahí van unos buenos consejos:
1. Si estás cansada, irascible, triste… para y analiza tus prioridades.
2. Busca todos los días un momento para ti. Y no renuncies a él por nada.
3. No quieras estar en todas las salsas. Delega en tu pareja o hijos. Te sorprenderán.
4. Dosifícate y relativiza.
5. Si no llegas a todo, no lo intentes. Una ‘huelga’ es más eficaz que un enfado.
6.  En lugar de quedar como la víctima, exige que los demás hagan su parte.
7. No te aísles y sientas sola: siempre hay un amigo que espera tu llamada.
8. No renuncies nunca a ser tú misma.

 

2 de 4
En forma, poco a poco

Tras el parto, lo que más nos preocupa es recuperar la figura, pero tómatelo con calma. Los ejercicios deben empezar a hacerse tras la cuarentena y bajo la supervisión del ginecólogo. Primero,
el suelo pélvico; después el abdomen, pero no antes de los seis meses. ¿Lo mejor? Nadar para recuperar toda la musculatura.

 

3 de 4
¿Y ellos, qué?

En España, el tema de la conciliación aún no se extiende a los hombres. Es lo que llamaríamos conciliación compartida en la que ellos también gestionen trabajo, hogar y se repartan responsabilidades. De hecho, “cuando ellos triunfan en lo profesional, a nadie se le ocurre preguntarles si pueden conciliar bien o cómo se organizan con los niños si tienen que viajar…” , dicen los expertos. Esto pasa porque en nuestro país las mujeres sólo ocupan el 3,5% de los consejos de administración. Ellas, desgraciadamente, tienen que renunciar.

 

4 de 4
Vuelta al trabajo

Es conveniente tener presente tus derechos al convertirte en mamá. La Ley reconoce un permiso por baja maternal de 16 semanas ininterrumpidas, que se amplían en 2 por cada hijo en caso de parto múltiple. La madre debe tomar 6 tras el parto. Las otras 10 se pueden disfrutar antes o después del nacimiento. Las puede coger el padre o la madre si ambos trabajan, o de forma conjunta (cinco semanas cada uno). El padre tiene un permiso de paternidad de 15 días, independiente del de la madre.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo