En verano, échate un trago

Las altas temperaturas, las dietas de verano, el ejercicio al aire libre... son ingredientes para que nuestro cuerpo sufra la temida deshidratación, que no es otra cosa que nuestro cuerpo pierde más líquidos de los que se ingieren.

Clothing, Smile, Brassiere, Swimwear, Swimsuit top, Chest, Summer, Undergarment, Abdomen, Bikini,
1 de 7
Tomalo en serio

No es algo que debamos tomar a broma, ya que con la disminución de agua en el organismo, y por consiguiente de electrolitos, los distintos órganos del cuerpo reciben menos oxígeno al disminuir el volumen sanguíneo, lo que puede hacer que el cuerpo falle e, incluso, causarnos la muerte. Si quieres evitar este problema, bebe aunque no tengas sed para mantener los niveles de hidratación correctos para tu organismo. En verano nuestro consumo diario de bebidas debería llegar a los 2,5 litros, y en el caso de los niños, embarazadas y mayores, hasta 3 litros.

 

2 de 7
Beber: casi una obligación

Los niños son uno de los grupos de riesgo de deshidratación, y en los que las consecuencias pueden ser peores. Los peques de la casa no te pedirán agua aunque tengan sed o lleven dos horas jugando y sudando a pleno sol, por eso es importante que les hagas beber cada poco.

 

3 de 7
Algo peor que un mal rato

Boca seca, somnolencia o cansancio y disminución de los niveles de orina son algunos de los primeros síntomas en el proceso de deshidratación. Conforme la pérdida de agua es mayor, los síntomas también empeoran y se pueden llegar a experimentar calambres, náuseas, desmayos y pérdida de visión. Una pérdida de más del 15% puede incluso llegar a ser mortal.

 

4 de 7
Todos los días

El cuerpo está compuesto por agua en casi un 70% y es imprescindible para  todas nuestras funciones vitales. Es una bebida que no tiene calorías, grasas ni azúcares. Es importante destacar su poder saciante, y sus propiedades depurativas, así como su eficacia contra el estreñimiento y para mejorar la forma física.

 

5 de 7
Algo más que cebada

Además de tener un alto contenido en agua, la cerveza aporta hidratos de carbono, vitaminas y proteínas, pero nada de grasas y azúcares. Su consumo moderado ayuda a mantener los huesos sanos, previene enfermedades cardiovasculares y tiene
un alto poder antioxidante.

 

6 de 7
Muchas ventajas

El tinto de verano tiene las mismas propiedades que el vino, con la ventaja de que al estar rebajado con limón o gaseosa reduce el efecto del alcohol. Si su consumo es moderado, el tinto puede mejorar nuestra salud gracias a sus efectos antioxidantes. Además, nos ayuda a proteger nuestro cuerpo de enfermedades coronarias, evita la formación de coágulos y previene el envejecimiento.

 

7 de 7
Para todos los públicos

Esta famosa bebida de origen vegetal es la estrella del verano. La horchata de chufa no contienen ningún tipo de estimulante o alcohol, lo que la convierte en una opción válida tanto para niños como para mayores, además es una bebida ideal para celíacos, ya que no contienen gluten.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo