El rascar se va a acabar

Rojeces, escozor, picores… son los síntomas de las temidas picaduras de verano. Tras las lluvias de primavera y con el aumento de las temperaturas, los insectos proliferan en esta época. Esto, unido a que es el momento del año en el que pasamos más tiempo al aire libre y llevamos menos ropa que nos cubra, incrementa el peligro sustancialmente

image
Muchos enemigos

 El mayor de nuestros enemigos es el mosquito, y prácticamente todos sufrimos sus ataques, aunque existen otros molestos ‘amigos’ en la naturaleza que nos pueden hacer imposible el verano. ¡A por ellos!

1 de 7
Medusas: bonitas, pero matonas

Las medusas tienen células urticantes en sus tentáculos que, al entrar en contacto con la piel, producen una reacción alérgica. En caso de picadura deberás lavar la zona con agua salada y usar vinagre si algún tentáculo siga clavado. No frotes la zona afectada con arena, ya que sólo conseguirás extender la erupción, y recuerda que ni la orina ni el agua dulce reducen el dolor. Acude a los servicios de urgencias de las playas.

2 de 7
Atracción fatal

No utilices perfumes, jabones o cremas con olores dulces que puedan atraer a los insectos. El uso de mosquiteras es recomendado, así como repelentes que contengan dietiltoluamida (DEET) que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es el más eficaz contra los insectos. Si prefieres algo más natural, la citronela es una planta que ahuyenta los mosquitos.

 

3 de 7
Conoce a tu enemigo

Las arañas sólo pican cuando se sienten amenazadas, y aunque por lo general su picadura suele ser inofensiva, depende de la especie que nos ataque. Es recomendable identificarla para buscar tratamiento. Las compresas de agua fría te ayudarán a calmar el picor y si ves que la reacción se extiende o aparecen síntomas como fiebre o infección, busca atención médica.

 

4 de 7
Algo más que mosquitos

Las avispas y las abejas, del grupo de los himenópteros, son insectos capaces de producir reacciones alérgicas importantes. La mayoría produce hinchazón, picazón o dolor en el sitio de la picadura, aunque si aparecen síntomas como dificultad respiratoria, urticaria o hinchazón de cara, labios, garganta y lengua es necesario ir a urgencias inmediatamente.

 

5 de 7
Remedios caseros

Cuando notes la picadura, aplica vinagre en la zona de
la roncha para aliviar los picores. También puedes poner una rodaja de cebolla en la picadura para evitar la comezón. El zumo de limón evitará que la herida se infecte, un riesgo bastante común, ya que al rascarnos con las uñas podemos trasmitir todo tipo de bacterias.

 

6 de 7
Alergias, un serio peligro

La mayoría de las picaduras suelen ser inofensivas, sin embargo, existen casos en los que pueden convertirse en graves e incluso en mortales: si hay algún tipo de alergia o se inocula una cantidad grande de veneno (sobre todo si múltiples picaduras se acumulan en zonas sensibles como cabeza o cuello). En estos dos casos, la reacción pasa de ser local a sistémica, y se podría sufrir un shock anafiláctico.

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo