Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Relájate y disfruta

Cada vez más, nos pesan las responsabilidades, el trabajo, los hijos... y nos acompaña una sensación de cansancio permanente que arrastramos a lo largo del día. Esta falta de energía se traduce en una disminución de la capacidad de respuesta, atención y concentración, y no sólo nos afecta a nivel psíquico, ya que nos debilita también a nivel físico.

1 de 7
Descansa

Debemos atender la demanda de descanso de nuestro cuerpo para poder deshacernos del cansancio, y en caso de que una buena alimentación, el deporte y el sueño no alivien nuestra fatiga, consultar con un especialista no está de más, ya que podría ser síntoma un trastorno físico más grave.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Hábitos de sueño

Es importante que mejores tus hábitos de sueño. Intenta levantarte y acostarte siempre a la misma hora para que tu cuerpo se acostumbre a tener siempre las mismas horas de sueño. Olvídate de los atracones de sueño los fines de semana, con ellos no conseguirás recuperar energías.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Olvídate de internet

Además del trabajo, la casa y la familia, las nuevas tecnologías se han convertido en un problema más. No sólo estamos atados al ordenador en el trabajo, ahora con los móviles y tablets invertimos al día una gran cantidad de horas, un tiempo en el que deberíamos desconectar. Olvídate de los emails y mensajes cuando llegues a casa, recuperarás fuerzas sin darte cuenta.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Muévete

Al concentrar tus fuerzas en una actividad física despejarás tu mente. Al hacer deporte liberarás endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, lo que te proporcionará una sensación de satisfacción, además de relajar los vasos sanguíneos, reducir el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, síntomas derivados de las preocupaciones.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Meditar es tu terapia

Controlar nuestra respiración es una de las medidas básicas para conseguir relajarnos y evadirnos. La respiración es una de las bases de la meditación, que te ayudará a desconectar y recargar las pilas. El yoga, en todas sus modalidades, es una de las mejores y más extendidas opciones.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Graves consecuencias

El estrés y los nervios se traducen en trastornos físicos como gastritis, insomnio, dolores musculares o de cabeza, rigidez de articulaciones o sudoración. Además, las personas que sufren alguna alergia, son más propensas a sentir más cansancio a lo largo del día.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Buena alimentación

Se recomiendan los alimentos que tengan un alto contenido en vitaminas C y B. Las frutas y verduras, así como la leche y sus derivados, te ayudarán a llevar mejor el día a día. Las conservas de atún, sardinas o berberechos, y la yema del huevo, con un alto contenido en vitamina B, serán tus aliados.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo