Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Alcalinízate

Al igual que nuestra piel, la sangre también tiene su pH, que para estar correcto debe encontrarse entre 7,35 y 7,45, es decir, ligeramente alcalino. Sin embargo, una mala alimentación o el estrés hacen que se alteren estos niveles, obligando al organismo a robar los minerales del resto del cuerpo para compensarlo y restablecer el pH ideal.

1 de 6
Ph correcto

Un cuerpo que tiende a la acidez favorece las enfermedades, pero es posible ayudar al organismo a que controle los niveles de ácido ingiriendo alimentos alcalinizantes, ricos en calcio, magnesio o potasio, para que el cuerpo no se vea obligado a robar minerales. Recuerda que un pH correcto es garantía de salud.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Qué comer

Las frutas y verduras se metabolizan como bicarbonato (alcalino), por lo que favorecen la neutralización de los ácidos. El consumo abundante de carnes, pastas, alcohol o marisco, tiene el efecto contrario. Lo importante es cómo se metaboliza el alimento y no su sabor: el limón es ácido, pero al ser metabolizado resulta alcalino.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Pruebas de pH

Conocer si el pH de la sangre es correcto es muy sencillo, basta con un análisis de sangre. Asimismo, un medición del pH de la saliva y de la orina ayudan a conocer cuál es el estado de salud del organismo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Tu cuerpo se defiende

Para restablecer el pH, el cuerpo recurre a sus reservas de minerales (que están en huesos, dientes, articulaciones...). Esta medida de defensa del organismo causa debilidad y enfermedades como osteoporosis, problemas cardíacos, arritmias o ansiedad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
¿Ácida o alcalina?

Una persona ácida puede experimentar dolores de cabeza, depresión, fatiga o tensión muscular e irritabilidad. En caso de exceso de alcalinidad existe una excitación del sistema nervioso; tendencia a  espasmos musculares y calambres o disfunciones del sistema nervioso central.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Un aliado contra el cáncer

Las células cancerígenas tienen dificultades para sobrevivir cuando las células del cuerpo y los tejidos son alcalinos. Por lo que es muy importante mantener unos niveles óptimos de pH para prevenir y facilitar la curación.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo