Hazte verde y ahorra

Ser ecológico supone un compromiso con el medio ambiente, ya que contribuimos a reducir las emisiones a la atmósfera, que tanto daño hacen al planeta y son causantes del temido calentamiento global. Éste es un compromiso importante que muchos pueden considerar algo pesado o costoso, pero nada más lejos de la realidad.

image
Un buen motivo

Si hasta ahora no has encontrado un motivo para hacerte ecológico, ahora te vamos a dar una razón de peso para apuntarte a la moda verde: el ahorro. Con pequeños cambios en casa, lograrás que tus gastos anuales se reduzcan notablemente en electricidad, agua o en tratamientos de belleza.

 

1 de 7
Ajusta el termostato

Controla las posibles fugas que puedas tener en puertas y ventanas por las que puede escapar el calor. Además, reducir 1ºC la temperatura del termostato hará que el ahorro en calefacción sea notable. Si puedes, instala un termostato programable que te permita establecer los grados por días y horas.

Ahorro: aprox. 100 €/año

2 de 7
Cambia tu bombilla

Un 11,7% del consumo eléctrico de una casa es por la iluminación. Elimina las bombillas incandescentes y sustitúyelas por las de bajo consumo. El precio es más elevado, pero su vida es 10 veces mayor que las tradicionales, generan menos emisiones de CO2 y consumen entre un 50 y un 80% menos.
Ahorro: aprox. 150 €/ año

3 de 7
Con un reductor

Consumimos una media de entre 50 y 80 litros de agua al día en duchas, dependiendo siempre de la duración de la misma, hábitos de la persona, etc... Utiliza aireadores, perlizadores o reductores de caudal para minimizar el gasto de agua en casa. Son fáciles de instalar y lo notarás en la factura.

Ahorro: aprox. 1 €/ ducha

4 de 7
Controla la velocidad

El coche consume un promedio de un 40% más de carburante a 110 km/h que a 80 km/h. La velocidad más recomendada para ahorrar en combustible es de 88,5 km/h, algo que contribuye a tu bolsillo pero también a las emisiones de CO2 y ayudarás notablemente al medio ambiente.

Ahorro: aprox. 250 €/año

 

5 de 7
Tratamiento hecho en casa

Olvídate de los carísimos tratamientos de belleza y recurre a la naturaleza como consejera estética. Por ejemplo, puedes mejorar el aspecto de tu rostro con una mascarilla de miel, tener un cabello más brillante con huevo o hacer un exfoliante con yogur y azúcar.

Ahorro: aprox. 150 €/año

6 de 7
Apaga la corriente

Olvídate de mantener encendidos los aparatos eléctricos cuando no los utilices, como el caso del ordenador, que en incontables ocasiones dejamos funcionando. Utiliza regletas de varios enchufes que te permitan cortar la corriente cuando no estén en funcionamiento.

Ahorro: aprox. 150 €/año

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo