Di adiós a los malos humos

Cada vez que te fumas un cigarrillo incrementas la cantidad en sangre de nicotina y, pasado un tiempo –que oscila entre los 30 y los 60 minutos–, al descender los niveles, tu organismo experimenta un malestar que sólo desaparece cuando vuelves a fumar.

image
Busca un sustituto

Si has decidido dejar este mal hábito, suma a tu fuerza de voluntad ayudas médicas como parches, remedios naturales como tomar zumos, aliados indispensables al informar a tu círculo cercano; saber que si aguantas los tres minutos más fuertes de ‘mono’, ya habrás ganado una gran batalla... Te enseñamos trucos para vencer la adicción a la nicotina.

 

1 de 7
Un gran ahorro

Además de tu salud, el ahorro será uno de los objetivos más importantes a la hora de dejar de fumar. El número de cigarrillos que puedes llegar a fumar en tu vida va de los 50.000 a los 300.000, toda una inversión económica. Te motivará ir guardando el dinero destinado a tabaco en un bote o una hucha y poder ir viendo todo lo que te ahorras.

 

2 de 7
Cambio de vida

Rompe los horarios ligados al tabaco con nuevas ‘adicciones’: sustituye tu cigarrillo de las doce por una manzana o el de después de comer por un postre (mejor light)... Además, te será más fácil combatir el mono si te enganchas a las endorfinas que tu cuerpo genera cuando haces ejercicio. Igualmente, los zumos de frutas, gracias a sus azúcares, suplen la demanda de nicotina del cuerpo.

 

3 de 7
Técnicas alternativas

Si te ves incapaz de dejar de fumar de manera convencional, puedes buscar una forma alternativa. Entre las terapias naturales más extendidas para abandonar el cigarrillo encontramos la acupuntura, la reflexología, la auriculoterapia o la hipnosis.

 

4 de 7
Una buena ayuda

Parches, chicles de nicotina... Éstos pueden llegar a ser tus aliados en la dura batalla contra el tabaco. Ambos liberan una cantidad de nicotina que te servirá para que tu organismo no se resienta ante la falta de un cigarro. Sin embargo, deben ser utilizados como medicamentos y, como tales, conviene que consultes con tu médico o farmacéutico para conocer el más apropiado para tu caso.

 

5 de 7
Cigarrillo electrónico

Este dispositivo libera nicotina por el calentamiento de una mezcla de propilenglicol y glicerina vegetal, y algunos expertos afirman que puede alterar la función pulmonar y que irrita la vía aérea: de hecho, en nuestro país ya se ha diagnosticado el primer caso de neumonía por vapear (como se llama a fumar con estos cigarrillos). Además, la OMS estima que tan sólo un 1% de quienes usan el cigarrillo electrónico logra dejar de fumar. Y, sobre todo, esto no ayuda con el hábito psicológico...

 

6 de 7
Tú puedes con el ‘mono’

No intentes dejar el hábito poco a poco: ponte una fecha, deshazte de todo el tabaco y comunica a tu círculo cercano que lo vas a dejar para que te ayuden. Piensa que el ‘mono’ físico, la necesidad que tu cuerpo tiene de la nicotina, se supera entre el primer y el tercer mes. Es importante que sepas que esa absoluta necesidad de fumarte un cigarrillo va a durar sólo entre tres y cinco minutos: bebe agua, un zumo o, si puedes, date un paseo...

 

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo