Desayuna con alegría

Siempre se ha dicho que el desayuno es una comida fundamental en el día, pero la falta de tiempo o las ganas de mantener la línea hace que nos lo saltemos cada dos por tres. Sin embargo, esto puede ser perjudicial a corto plazo, ya que disminuye las funciones cerebrales y puede causar irritabilidad o falta de concentración. A largo plazo puede tener efectos más dañinos y derivar en falta de nutrientes, causando un mal funcionamiento del sistema nervioso.

image
Todo nutrientes

El desayuno, según aseguran los expertos, debe cubrir el 25% de las necesidades de nutrientes de nuestro organismo, y si se elimina es muy complicado que a lo largo del día se compense el déficit. Así que no te lo pienses: ¡a desayunar!

1 de 11
Conserva tu línea

Un buen desayuno hará que tengas menos hambre a lo largo del día y que no picotees, lo que ayudará a que mantengas la línea. Evita la bollería industrial, repostería, cereales azucarados o carnes procesadas (como salchichas), ya que su aporte energético es muy bajo, pero son altos en grasas y azúcares, enemigos de tu dieta.

 

2 de 11
Para rendir mejor

Con un desayuno completo no sólo mejoramos el rendimiento físico e intelectual al estabilizar los niveles en el cuerpo de glucosa, que es nuestro combustible. Además, aporta los nutrientes que necesitaremos a lo largo del día: calcio, hierro, magnesio...

 

3 de 11
¿Qué beber?

El café o el té, gracias a su contenido en cafeína y teofilina, te darán energía para afrontar el día. Sus calorías son
mínimas, pero tienen un alto aporte de antioxidantes. Incluye un vaso de agua para completar los líquidos que necesitas en
el desayuno.

 

4 de 11
No comer en exceso

Si eliminar el desayuno de tu dieta no es bueno, desayunar en exceso tampoco lo es. Aquellos que coman demasiado por la mañana corren el riesgo de tener problemas como indigestión, desánimo, lentitud o pereza durante toda la mañana.

 

5 de 11
Malos humos

Después de pasar horas sin dormir, los niveles de glucosa en el cuerpo se reducen notablemente y obligan al cuerpo a quemar reservas de energía alternativas, como la grasas. Esto puede producir alteraciones en el organismo que derivarían en mal humor, cansancio o falta de concentración.

 

6 de 11
Un extra

Añade a tu desayuno aceite de oliva o mantequilla  y asegura el aporte energético requerido.

 

7 de 11
Cereales

Con ellos se incrementa el aporte de hidratos de carbono que te darán energía extra para afrontar el día. Además, si son integrales, te proporcionarán fibra para mejorar el tránsito intestinal.

 

8 de 11
Fiambre

Además de darte un extra en nutrientes y proteínas, si añades estos alimentos a tu desayuno lo harás mucho más apetecible.

 

9 de 11
Fruta

Ya sea entera o en zumos te aportará hidratos de carbono, agua, vitaminas, minerales y fibra.

 

10 de 11
Lácteos

Estos alimentos te aportan calcio, vitaminas B2, A y D, fósforo y proteínas.

 

11 de 11
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo