Un 10 en seguridad

Cada año cuando abandonamos nuestro hogar nos asalta el miedo a los terribles robos de verano. Desde el Ministerio del Interior nos dan las claves para prevenir estas situaciones: no sólo debemos tomar las precauciones adecuadas en nuestra vivienda, además la colaboración ciudadana es un punto clave para disuadir a los ‘cacos’. Si quieres que lo único difícil del regreso de las vacaciones sea la vuelta al trabajo, ¡toma buena nota!.

image
Nada de héroes

Si te encuentras en casa y entran a robar recuerda siempre que lo más importante es no enfrentarse al ladrón. Si tienes opción de abandonar la vivienda por alguna puerta o ventana, hazlo y pide ayuda.

 

1 de 10
Una buena alarma

Dormirás más tranquilo con un buen sistema de seguridad instalado, ya que es un buen elemento disuasorio. Si en la entrada tienes una pegatina indicando que tienes alarma, los ladrones se lo pensarán dos veces.

 

2 de 10
Tu vecino, tu amigo

Pide a un vecino que se pase por casa un par de veces a la semana y abra persianas y ventanas, así, si alguien tiene controlada la casa pensará que hay gente. Si no tienes a nadie, puedes usar un temporizador para que encienda, por ejemplo, la luz o la televisión a determinadas horas del día.

 

3 de 10
Pide ayuda

Si al llegar de vacaciones encuentras la puerta forzada, no entres en casa. Lo primero que debes hacer es llamar a la Policía (091) o a la Guardia Civil (062). Si te has atrevido a entrar en la vivienda, recuerda que no debes tocar nada, ya que podrías eliminar pruebas que necesitarán para resolver el caso.

 

4 de 10
Inventario

Si dejas aparatos electrónicos en casa, una manera muy simple de tenerlos localizados es que tomes nota del número de serie de cada uno de ellos. También puedes hacer una foto para facilitar su localización en caso de que sufras un robo.

 

5 de 10
El escondite

No dejes cerca de ventanas o puertas dinero, joyas u otros objetos de valor. Además, una buena técnica para dificultar el ‘trabajo’ a los intrusos en caso de robo consiste en esconder los objetos de valor en distintos sitios de la casa.

 

6 de 10
A cal y canto

Tu casa debe quedar bien cerrada cuando te marches de vacaciones. Todos los accesos a la misma deben ser seguros: además de puertas blindadas, las rejas en las ventanas son básicas, sobre todo si tu hogar se encuentra en un piso bajo. Evita dejar una copia de la llave en las proximidades de la entrada, ya sea en una maceta o debajo del felpudo: los ‘cacos’ se las saben todas.

 

7 de 10
No abras a cualquiera

La colaboración ciudadana es vital para evitar robos en verano. Si ves algún movimiento extraño o desconocidos cerca de tu inmueble, avisa a la Policía. Además, ten mucho cuidado cuando abras la puerta del portal, y si alguien llama a tu casa asegúrate de que has solicitado el servicio y pide identificación de la empresa.

 

8 de 10
No des pistas

No pregones a los cuatro vientos que te marchas de vacaciones, sobre todo no hables de la duración de las mismas cerca de desconocidos. También ten mucho cuidado con las redes sociales, no sólo no deberás publicar que te vas de vacaciones, sino que tendrás que evitar que tus hijos lo hagan. Cuanto menos gente sepa que os marcháis, mucho mejor.

 

9 de 10
¡Ojo con las obras!

Si en tu edificio se están haciendo trabajos en el exterior, comprueba bien que desde los andamios no se pueda acceder a las viviendas. Además, antes de entrar al garaje espera a ver que la puerta de acceso se quede completamente cerrada. Con esto no sólo evitarás que nadie entre al edificio, también que te puedan dar un susto después de aparcar.

 

10 de 10
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo