Endúlzate la vida

Como suele decirse, a nadie le amarga un dulce, como demuestra el hecho de que el consumo de azúcar se haya disparado en los últimos años. Su consumo es necesario porque el azúcar te da energía, pero cuidadito con los excesos.

1 de 7
No te excedas

Aunque no abuses del azúcar, debes tener en cuenta que es un ingrediente casi básico en los productos que llevamos a casa: precocinados o bollería industrial son los que contienen los niveles de azúcar más elevados. Su consumo en exceso puede provocar la desmineralización del organismo y pérdida de calcio, provocada por el hecho de que nuestro cuerpo usa estas reservas para neutralizar los ácidos generados para metabolizar el azúcar.

 

2 de 7
25 gr. al día de azúcar

La OMS recomienda que la ingesta de azúcar no supere el 5% de las calorías diarias. Por tanto, entre productos elaborados y naturales el consumo no debería exceder de los 25 gramos al día. Aunque no logres llegar a unos niveles tan bajos, sí que se recomienda que reduzcas el consumo en lo posible.

 

3 de 7
Una dulce alternativa

Existen edulcorantes naturales que, al no sufrir transformación, mantienen todas sus propiedades. Además de la miel puedes endulzar con  siropes, como el de arce, agave, que es bajo en calorías, o el de savia.

 

4 de 7
¿Blanca o morena?

El azúcar blanca se extrae de la remolacha y de la caña de azúcar, pero el proceso para su obtención hace que pierda fibra y vitaminas. Sin embargo, la obtención del azúcar moreno, que sólo puede extraerse de la caña, sí conserva las propiedades  minerales y vitaminas.

 

5 de 7
Fructosa

Un edulcorante propio de las frutas es la fructosa, que es recomendable para aquellos que sufren diabetes, ya que no estimula la producción de insulina. Sin embargo, su consumo en altas cantidades no es bueno, ya que contiene hidratos de carbono por lo que sí engorda. 

 

6 de 7
Ojo con lo ‘light’

Debemos tener cuidado con aquellos alimentos que nos venden como bajos en calorías. Si quieres asegurarte de que su consumo no alterará tu dieta, fíjate bien en la información nutricional, donde viene especificada la cantidad de azúcares que contiene cada ración de ese producto.

 

7 de 7
Malo para el corazón

Un consumo excesivo de productos altos en azúcar puede aumentar el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, ya que aumenta la presión arterial, así como el nivel de glucosa sanguínea y la tendencia a la obesidad. Un consumo excesivo puede aumentar entre un 10 y un 25 por ciento la posibilidad de sufrir ataques cardíacos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo