La alegría de la huerta

Lo ecológico está de moda y tener un huerto, más. Si estabas buscando una excusa para empezar a cultivar en casa, te damos unas cuantas. No sólo ahorrarás dinero, ya que los productos ecológicos tienen un precio más alto, sino que además te asegurarás de que todo lo que comes es más saludable y tiene mucho mejor sabor.

1 de 8
Desconecta

Poner un pequeño huerto te servirá para desestresarte y conectar con la naturaleza, por no hablar de que puede convertirse en un elemento decorativo único. ¡Todo son ventajas!

 

2 de 8
Muy educativo

Involucra a tus hijos. Anímales a que te ayuden a plantar o regar, actividades nada peligrosas y con las que disfrutarán. Aprenderán que la comida no crece en el supermercado y, además, servirá para que paséis más tiempo en familia y los ‘peques’ de la casa entren en contacto con la Naturaleza, alejados, aunque sea un rato, de tablets o móviles.

 

3 de 8
Mucha luz

Cualquier pequeño rincón de nuestra casa servirá para comenzar nuestro huerto urbano. Lo único imprescindible es que este lugar tenga luz directa. Las hortalizas necesitan la luz solar para poder realizar la fotosíntesis: la orientación ideal es sur suroeste. Deberemos elegir nuestros cultivos en función de las horas de luz que tenga el espacio elegido para plantar.

 

4 de 8
¿Semillas o plantones?

Puedes comenzar a cultivar con semillas o plantones. Mientras que las semillas son la opción más económica y existe más variedad, los plantones ofrecen mayor resistencia y su cuidado resulta más sencillo, ya que nos ahorramos el ciclo inicial (plantar, germinar). Si eres un principiante, los plantones, que encontrarás en viveros, son tu mejor opción.

 

5 de 8
Cultivos para principiantes

Zanahoria. Se puede sembrar durante todo el año, pero hay que tener cuidado con las temperaturas extremas. Necesitarás un recipiente de mínimo 2 litros y un sustrato muy drenado y abonado. Su dificultad de cultivo es baja.

 

6 de 8
Cultivos para principiantes

Cebolla. Resiste el frío, pero es preferible que crezca con temperaturas algo elevadas. Cada planta tiene que estar a unos 15-20 cm, ya que si se plantan muy juntas los bulbos serán más pequeños. El riego tiene que ser abundante, necesita luz directa, un sustrato que drene correctamente y debe estar muy abonado. Su dificultad de cultivo es baja.

 

7 de 8
Cultivos para principiantes

Ajo. Para su cultivo tan sólo necesitas plantar un diente de ajo. Necesitas un macetero de unos 3 litros aproximadamente, luz directa, un sustrato mullido y no requiere mucho abono. Su dificultad de cultivo es también muy baja.   

 

8 de 8
Lo que necesitas

Lo mejor es que optes por recipientes que acojan gran cantidad de sustrato, siempre teniendo en cuenta el espacio que tenemos. Recuerda que los de madera son mejores aislantes del frío y del calor para el sustrato. Elige los sustratos orgánicos que sean ligeros, que tengan una buena porosidad, que permitan a las raíces respirar adecuadamente y que retengan los nutrientes. La oferta de estos materiales es inmensa, pero podrás realizar tu propio sustrato en casa con fibra de coco y humus de lombriz.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo