Cuídate, naturalmente

Cada año el invierno hace que nuestra salud se resienta. Aunque puedas intentar prevenir un catarro, las bajas temperaturas lo hacen imposible y aparecen la tos, la fiebre o los dolores de garganta. Si has caído en las temibles garras del resfriado, no te preocupes. Existen incontables remedios naturales con los que podrás pasar mejor el mal trago y prevenir una recaída.

image
Consejos

Además, toma nota de estos consejos:
Cero estrés: Los nervios afectan al sistema inmunológico. Bajan tus defensas.
No fumes: El tabaco agravará los problemas del sistema respiratorio.
Con un resfriado común, los antibióticos no te servirán de nada. No te automediques y si los síntomas persisten más de una semana, acude a tu médico.
Lávate las manos: Siempre con jabón y durante 20 segundos. Cuidado con llevarlas a ojos o boca.
Descansa: Dormir bien y estar relajado facilitarán la curación.
Los espacios cerrados, como un centro comercial, son focos de contagio. Ventila la casa para eliminar bacterias.

 

1 de 11
Bebidas calientes

Te ayudan a reducir la congestión y aliviar la irritación de garganta. El Centro Médico de la Universidad de Nebraska
(EE UU) demostró que la receta de caldo de pollo ‘de la abuela’ ayuda a curar el resfriado, ya que la bebida dificulta el movimiento de unas células del sistema inmune causantes de la liberación de mucosidades y la inflamación de los tejidos.

 

2 de 11
Equinácea

Reduce un 58% las probabilidades de sufrir una infección vírica y acorta la duración de los síntomas en un día y medio, según la Universidad de Connecticut. Sirve tanto para prevenir como para acortar los días de enfermedad.

 

3 de 11
Zinc

Te ayudará a mantener sano tu sistema inmunológico. Puedes elegir alimentos ricos en zinc (hígado de ternera, ostras...) o los suplementos. Para evitar catarros, los expertos recomiendan entre 10 y 15 mg. al día.

 

4 de 11
Jengibre

Elimina el malestar típico del resfriado con una infusión. Te ayudará gracias a sus propiedades analgésicas y antibacterianas, además funciona como un potente antitérmico.

 

5 de 11
Miel

Contiene inhibidinas, que le otorgan capacidad bactericida y antiséptica. Además, alivia la irritación, las infecciones de garganta y es un expectorante natural.

 

6 de 11
Sauco

Es un potente antiviral gracias a sus altos niveles de flavonoides. Consigue una menor adhesión de los virus a los receptores celulares y mejora notablemente síntomas como el malestar y la fiebre.

 

7 de 11
Eucalipto

Es ideal para las afecciones de las vías respiratorias. Tiene propiedades antibacterianas y mejora las defensas. Tanto en infusión como en inhalaciones, lucha contra los resfriados, gripes, asma e infecciones de garganta.

 

8 de 11
Cebolla

Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y combate procesos infecciosos del aparato respiratorio. Además, no pierde sus propiedades al cocinarse. Si quieres deshacerte de la tos nocturna, corta una cebolla grande por la mitad y déjala junto a la cama.

 

9 de 11
Ajo

Se pude utilizar contra afecciones de pecho, resfriados o incluso otitis, ya que es un gran antiséptico respiratorio y anticatarral. Mejora las defensas y ayuda a expulsar la mucosidad.

 

10 de 11
Ginseng

Estimula la actividad de los glóbulos blancos, mejorando la respuesta del cuerpo frente a las infecciones. Es efectivo tanto en caso de resfriado como de gripe.

 

11 de 11
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo