Cuídate, naturalmente

Cada año el invierno hace que nuestra salud se resienta. Aunque puedas intentar prevenir un catarro, las bajas temperaturas lo hacen imposible y aparecen la tos, la fiebre o los dolores de garganta. Si has caído en las temibles garras del resfriado, no te preocupes. Existen incontables remedios naturales con los que podrás pasar mejor el mal trago y prevenir una recaída.

1 de 11
Consejos

Además, toma nota de estos consejos:
Cero estrés: Los nervios afectan al sistema inmunológico. Bajan tus defensas.
No fumes: El tabaco agravará los problemas del sistema respiratorio.
Con un resfriado común, los antibióticos no te servirán de nada. No te automediques y si los síntomas persisten más de una semana, acude a tu médico.
Lávate las manos: Siempre con jabón y durante 20 segundos. Cuidado con llevarlas a ojos o boca.
Descansa: Dormir bien y estar relajado facilitarán la curación.
Los espacios cerrados, como un centro comercial, son focos de contagio. Ventila la casa para eliminar bacterias.

 

2 de 11
Bebidas calientes

Te ayudan a reducir la congestión y aliviar la irritación de garganta. El Centro Médico de la Universidad de Nebraska
(EE UU) demostró que la receta de caldo de pollo ‘de la abuela’ ayuda a curar el resfriado, ya que la bebida dificulta el movimiento de unas células del sistema inmune causantes de la liberación de mucosidades y la inflamación de los tejidos.

 

3 de 11
Equinácea

Reduce un 58% las probabilidades de sufrir una infección vírica y acorta la duración de los síntomas en un día y medio, según la Universidad de Connecticut. Sirve tanto para prevenir como para acortar los días de enfermedad.

 

4 de 11
Zinc

Te ayudará a mantener sano tu sistema inmunológico. Puedes elegir alimentos ricos en zinc (hígado de ternera, ostras...) o los suplementos. Para evitar catarros, los expertos recomiendan entre 10 y 15 mg. al día.

 

5 de 11
Jengibre

Elimina el malestar típico del resfriado con una infusión. Te ayudará gracias a sus propiedades analgésicas y antibacterianas, además funciona como un potente antitérmico.

 

6 de 11
Miel

Contiene inhibidinas, que le otorgan capacidad bactericida y antiséptica. Además, alivia la irritación, las infecciones de garganta y es un expectorante natural.

 

7 de 11
Sauco

Es un potente antiviral gracias a sus altos niveles de flavonoides. Consigue una menor adhesión de los virus a los receptores celulares y mejora notablemente síntomas como el malestar y la fiebre.

 

8 de 11
Eucalipto

Es ideal para las afecciones de las vías respiratorias. Tiene propiedades antibacterianas y mejora las defensas. Tanto en infusión como en inhalaciones, lucha contra los resfriados, gripes, asma e infecciones de garganta.

 

9 de 11
Cebolla

Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y combate procesos infecciosos del aparato respiratorio. Además, no pierde sus propiedades al cocinarse. Si quieres deshacerte de la tos nocturna, corta una cebolla grande por la mitad y déjala junto a la cama.

 

10 de 11
Ajo

Se pude utilizar contra afecciones de pecho, resfriados o incluso otitis, ya que es un gran antiséptico respiratorio y anticatarral. Mejora las defensas y ayuda a expulsar la mucosidad.

 

11 de 11
Ginseng

Estimula la actividad de los glóbulos blancos, mejorando la respuesta del cuerpo frente a las infecciones. Es efectivo tanto en caso de resfriado como de gripe.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo