Gisela y su fiesta más mágica

La artista, de la mano del estilista Alberto Cerdán, se prepara para unas Fiestas inolvidables. Ficha sus trucos

image
Gisela, guapísima en Navidad

Se dio a conocer gracias a su participación en Operación Triunfo en 2001, y desde entonces Gisela no ha parado de trabajar. Triunfa con el musical Gisela y el libro mágico en el Teatro Borrás de Barcelona y pronto inicia gira por España. Además se ha convertido en productora y tiene casi a punto su sexto disco. En una de sus fiestas de promoción conoció a Alberto Cerdán y desde entonces son íntimos: “Creo en las energías y me acabo rodeando de personas que me aportan cosas positivas. Con Alberto, tengo la seguridad de que estoy en las mejores manos. Nunca falla”, dice de él. La prueba es este reportaje en el que Cerdán y la artista brindan todo un curso de Belleza para brillar esta Navidad.

Gisela parecía la princesa de uno de sus espectáculos con este vestido de terciopelo rojo y collar de la firma Teria Yabar (teriayabar.com) y salones dorados de Zara (www.zara.com/es). 

 

1 de 14
Paso 1: Una base perfecta

Antes de comenzar a maquillar, se aplica una prebase, con vitaminas y antioxidantes, que hidrata, cierra poros e ilumina la piel. Con una esponjita, se extiende el maquillaje incidiendo en las zonas con más imperfecciones.

 

2 de 14
Paso 2: Sin signos de cansancio

“El corrector es uno de mis imprescindibles. A veces me sirve como base de maquillaje. Nunca salgo sin él”, asegura la cantante. Con la ayuda de un pincel se aplica bajo los ojos para borrar cualquier huella de cansancio.

 

3 de 14
Paso 3: Ojos muy seductores

Con sombra de ojos negra, y con la ayuda de un fino pincel, se crea la línea de la pestaña y luego se rellena el párpado –“banana completa”, como apunta Gisela–, en diferentes ocres. Indispensable, explica la artista, llevar “muy iluminado el arco debajo de la ceja”.

 

4 de 14
Paso 4: Marca de khôl

“Me gusta el contorno del ojo muy negro por dentro, y por fuera, a ras de la pestaña. Por mi trabajo soy autodidacta y muy observadora y he aprendido de grandes maquilladores. En los ojos es donde más me entretengo”, asegura.

 

5 de 14
Paso 5: Iluminador, que no falte

Tras el maquillaje de piel y ojos, un poco de iluminador nunca viene mal. Dará luz a la piel de la ojera, que siempre es más oscura que el resto de la cara. Tras esto, perfila la ceja con un lápiz para enmarcar el ojo.

 

6 de 14
Paso 6: Polvos con color

Para dar volumen a los pómulos, Gisela utiliza colorete en polvo para la noche y opta por la crema para el día. Siempre lo aplica de manera ascendente y sonríe para saber exactamente la zona que quiere destacar.

 

7 de 14
Paso 7: El rizador, su básico

“Tengo la pestaña larga y tupida, pero nada curva, así que, lo necesito”, confiesa Gisela. Abre el rizador y coloca las pestañas y sitúalo lo más cerca posible del párpado, pero sin tocarlo. Aprieta firmemente y aguanta unos segundos. ¡Listo!

 

8 de 14
Paso 8: Mucho rímel

Tras rizar, llega la hora de la máscara. Gisela lleva varias capas de rímel, aplicado desde la base de las pestañas superiores. Las inferiores se maquillan más sutilmente y se pone un disco de algodón debajo para evitar que caiga producto en la piel.

 

9 de 14
Paso 9: Perfilado de labios

Gisela tiene unos labios carnosos. No obstante, Cerdán se los perfila, con un lápiz en color marrón, unos milímetros por fuera de su línea natural. Así, ganan en grosor y los hace más sensuales. Aquí hay que tener buen pulso para que quede bien.

 

10 de 14
Paso 10: Relleno y gloss

El relleno del labio se hace con una barra nudé y un pincel. Tras esto, un toque de gloss en la zona central. Se han maquillado los labios más discretos, pues los ojos son los protagonistas en este look.

 

11 de 14
Así quedó Gisela tras eñ toque del maestro

Con un cepillo de grandes dimensiones, Alberto Cerdán peina vigorosamente los rizos cerrados de Gisela. Hace especial hincapié en los medios y puntas. El resultado final es increíble: una melena con mucho volumen y marcado carácter. Mira con la consiguió.

 

12 de 14
Paso 11: Manicura y rizado

Para estar perfecta, las manos no pueden quedar descuidadas. La manicura francesa es un éxito garantizado. Mientras, y con la ayuda de un rizador, se hacen bucles muy marcados en todo el pelo.

 

13 de 14
Paso 12: Trucos de expertos

Alberto Cerdán y su equipo saben a la perfección cuál será el peinado tras el previo del rizo marcado. En la parte del flequillo el tirabuzón se hizo menos marcado y en el sentido en el que va la raya.

 

14 de 14
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo