Vive en verde

Ser ecológico es un compromiso con el medio ambiente y, si bien supone la necesidad de hacer cambios en nuestro estilo de vida, es necesario para ayudar a reducir la contaminación del planeta en el que vives tú y tus hijos y la emisiones de CO2 responsables del calentamiento global.

1 de 6
Pequeños cambios

Pensar en verde es menos complicado de lo que crees. Pequeños gestos y un cambio en los hábitos de vida pueden generar un gran beneficio en el medio ambiente. Lo más importante es  reducir el consumo y adquirir sólo aquello que se necesita de verdad. La clave está en reciclar: todo aquello que compres puede ser reutilizado para el mismo fin o para uno diferente, échale imaginación: esa caja de madera que puedes convertir en mesa...
Es muy importante que involucres a los más pequeños de la casa en los cambios de hábitos y les enseñes a reciclar. No sólo lo aprenderán rápidamente, sino que lo interiorizarán y harán de forma natural en el futuro.

 

2 de 6
Aprende a separar

En basura general, que va en el contenedor gris (tapa naranja), deben ir desde restos de alimentos, corcho, pañales y productos de higiene íntima, cerámica, porcelana, etc. El contenedor amarillo es para envases de plástico y metal, bricks, bolsas de plástico y cajas de madera pequeñas. El contenedor verde está para el reciclaje de todo tipo de vidrio, eso sí, recuerda siempre quitar el tapón de las botellas. Para el papel y el cartón, está el contenedor azul, que deberás de tener separado de los demás residuos para que no se manche con aceite, pintura, etc, ya que dificultaría su reciclaje. Busca un punto limpio para reciclar pilas, aceite, fluorescentes, bombillas de bajo consumo, aerosoles...

 

3 de 6
Mínimo gasto energético

Apaga todo los aparatos eléctricos que no estés usando, ya que se malgasta energía. No dejes aparatos como la tele en stand by. Abre bien las persianas para aprovechar la luz natural el máximo tiempo posible. No enciendas el lavavajillas o la lavadora hasta que estén llenos.

 

4 de 6
Compra eco

Cuando hagas la compra elige productos que tengan envases retornables o biodegradables. No te olvides de llevar tus bolsas para evitar coleccionar las de plástico que te dan en el súper. Decántate por las líneas ecológicas y evita productos en aerosol.

 

5 de 6
Mejor, la ducha

Aunque te guste darte baños, es preferible que optes por las duchas y, en la medida de lo posible, cortas: ahorras miles de litros de agua y una buena cantidad de energía que se consume al calentarla. Lo mismo cuando te laves los dientes, cierra el grifo mientras te cepilles. Recuerda que de toda el agua del planeta, sólo es potable un 1%. 

 

6 de 6
No al usar y tirar

Evita en la medida los  productos de usar y tirar: Sustituye las servilletas de papel por las de tela; en lugar de recurrir al papel de aluminio opta por los recipientes de plástico reutilizables y recuerda que puedes reutilizar los botes de conservas para guardar cosas en casa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo