La homeopatía te ayuda

Cada vez más gente busca tratamientos alternativos a las medicinas convencionales, de hecho ha aumentado la prescripción de medicamentos homeopáticos. La homeopatía consiste en la administración de una dosis mínima de una sustancia que ayuda a activar las defensas y combatir distintas dolencias, y todo basado en una observación clínica completa y rigurosa.

image
Bajos efectos secundarios

El I Estudio Sobre Conocimiento y Uso de Homeopatía muestra que en España una de cada tres personas ha recurrido a la homeopatía en alguna ocasión, y cerca del 27% lo hace de forma ocasional o periódica. Y son cifras que van en aumento, si bien están aún muy lejos de los niveles de países como Francia, donde más del 40% de la población recurre a la homeopatía. La efectividad de estos tratamientos está comprobada por expertos que certifican su baja toxicidad y los nulos o muy bajos efectos secundarios, lo que los hace perfectos para niños, embarazadas y ancianos. Además, se trata de tratamientos individualizados, ya que no sólo se tienen en cuenta los síntomas o la enfermedad, sino también la constitución física del paciente o sus reacciones y sensaciones ante la enfermedad. Estos medicamentos sólo se venden en farmacia, si bien no se exige prescripción médica. Eso sí, por muy naturales que sean, pueden interactuar con otros fármacos, por eso no los tomes sin consultar con tu médico.

 

1 de 5
De confianza

Los medicamentos homeopáticos proceden de materias primas vegetales, animales, minerales o de síntesis. Aunque para muchos no son de confianza, hay que recordar que su elaboración está igual de regulada que el resto de medicamentos, y, como éstos, sólo se adquieren en farmacias.

 

2 de 5
Automedicarse

Si bien la homeopatía no exige receta, sí es necesario un diagnóstico previo. Y en caso de estar tomando otros fármacos, consulta con tu especialista, ya que se pueden producir interacciones y potenciar o eliminar el efecto de los mismos. ¡Cuidado!

 

3 de 5
Con profesionales

Si vas a un homeópata, asegúrate de que tiene titulación en Medicina y cursos de especialización, ya que la homeopatía mal utilizada podría agravar la enfermedad en lugar de mejorarla. Además en enfermedades como diabetes u oncológicas, deben de ser siempre un complemento y nunca el único tratamiento.

 

4 de 5
No te fíes

Ten mucho cuidado a la hora de comprar tus medicamentos por Internet, ya que, después de distintos estudios de las autoridades sanitarias, en la mayoría de los casos se ha visto que contienen componentes tóxicos, como tiza o polvos de talco, o ningún efecto médico.

 

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo