Saca pecho

Los senos son muy sensibles a los cambios hormonales. Con protocolos específicos lograrás mejorarlos

image
Heidi Klum, un pecho tonificado

La modelo y empresaria alemana asegura que “jamás ha recurrido a la cirugía estética”. Siendo madre de cuatro hijos, Klum mantiene un pecho firme gracias al “ejercicio, una alimentación sana, cosmética y tratamientos en cabina”, manifiesta.

Un embarazo, dietas drásticas, cambios de peso en poco tiempo, trastornos en el ciclo menstrual… El pecho es muy sensible a estos vaivenes y sufre un deterioro más acusado que otra parte del cuerpo al ser la suya una piel muy fina y carecer de músculos y ligamentos que los sostenga.

1 de 8
Firmeza

Para conseguir firmeza, conviene mimar a diario con cremas específicas, seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicios. Toma nota de nuestros consejos y ¡a lucir escote!

Buena postura corporal. Espalda recta y cabeza alta y ligeramente echada hacia atrás. Llevar los hombros hacia delante favorece el descolgamiento del pecho.

No duermas boca abajo. Evita aplastar el pecho y que la circulación de la zona no sea la correcta.

Baños de agua fría o templada. La caliente favorece la flaccidez de los tejidos.

Practica natación. Además de ejercitar los pectorales, en los que se sustenta el pecho, ayuda a corregir la postura corporal e ir más erguida.

Recurre a la aparatología.  Antes de pensar en la cirugía, contempla otras alternativas como la bioestimulación proiónica o los ultrasonidos.
Phytobuste:  206 € De Sisley

2 de 8
En su sitio

El pecho está compuesto por un tejido adiposo, la crema le dota de forma y fortaleza. El proceso de absorción del cosmético consiste en el aumento de contenido de triglicéridos en los tejidos adipocitos del seno, produciendo su incremento y dando mayor volumen al pecho.

Reafirmante corporal:  2,55 € De Babaria

3 de 8
Suavidad

Body Creator: 57 € De Shiseido

4 de 8
Cuida el escote

Cuello, escote y busto:  70 € De Stendhal

5 de 8
Helen Lindes, mamá que se cuida

Desde el principio del embarazo, el pecho cambia de volumen. Pero es en el segundo y tercer trimestre cuando hay más peligro de que aparezcan las antiestéticas estrías y el busto pierda su tersura debido a la mayor hinchazón. Haz como Helen Lindes, embarazada de 35 semanas, que aplica mañana y noche productos y sujetadores específicos.

6 de 8
Especial embarazadas

Trofolastin senos: 11,45 € De Novarti

7 de 8
Busto sin estrías

Serum busto: 31,87 € De Mustela

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo