Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

La flacidez de tus brazos tiene solución

La coach de belleza Cuca Miquel nos ayuda cada semana a estar más guapa.

1 de 5
A trabajar

A partir de los 30 años el proceso de envejecimiento comienza y si no tienes los brazos esculpidos gracias al ejercicio físico, es hora de poner remedio a su flacidez o actuar de forma preventiva para que no aparezca.

La flacidez de los brazos es una de las principales preocupaciones de las mujeres. Si además, llevas una vida sedentaria, has tenido cambios bruscos de peso y llevas una mala alimentación, el problema se verá agravado.

Junto a la flacidez también está el problema de la grasa acumulada. A partir de los 35 años, existe una tendencia a acumular grasa en la zona de los brazos que si te descuidas, será difícil de erradicar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
El mejor tratamiento

Tanto la flacidez como la lipodistrofia pueden aparecer juntos o bien solo la flacidez, dando lugar a las alas de murciélago en la que la parte inferior del brazo queda descolgada a consecuencia del deterioro de las fibras de colágeno y elastina.

Para corregir esta patología lo ideal es someterse a una tratamiento en un centro médico estético. De todos los tratamientos y opciones que hay en el mercado, me decanto por la Radiofrecuencia.

Pero ojo, no todos los equipos son iguales. Busca un centro de confianza que invierta en equipos de última generación. El Indiba Deep care es el que más me gusta porque actúa en capas muy profundas, llegando al hipodermis, sobre el tejido graso y llegando al tejido muscular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Tríceps fortalecidos

Ningún tratamiento será efectivo si no fortaleces los tríceps con ejercicios. Apunta algunos que puedes hacer en casa fácilmente.

Siéntate en una silla, coge unas mancuernas de 2 kilos (si no tienes, coge un cartón de leche de 1 litro), sostenla entre tus manos y colócala por detrás de tu cabeza con los brazos flexionados.

Ahora eleva el brik de leche o la mancuerna extendiendo los brazos por encima de la cabeza. Realiza 3 series de 10 repeticiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Ejercicios aliados

En la misma postura, coge el cartón de leche o la mancuerna con una mano y extiéndela hacia arriba y desciende hacia el hombro contrario, contrayendo el músculo en la extensión.

Por último, de pie, coge ambos briks de leche, una en cada mano y extiende a la vez tus brazos hacia atrás desde tus caderas y subelas hacia los hombros contrayendo el músculo en la postura de la extensión hacia atrás, haz 3 series de 10 repeticiones. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Objetivo conseguido

Si llevas una dieta saludable en la que tengas un buen aporte de proteínas animales, complementas tu dieta con suplementos de colágeno y silicio, tonificas tus brazos y te sometes a algunas sesiones de Indiba Deep Care, no temerás ponerte los vestidos de verano porque no tendrás las temidas alas de murciélago. 

¡Haz la prueba!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo