Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Celulitis, claves para que mejore

La coach de belleza Cuca Miquel nos ayuda cada semana a estar más guapa.

1 de 5
El origen de la celulitis

La piel de naranja o celulitis es una patología crónica que afecta al 90 % de las mujeres.

La piel está formada por 3 capas que son: la epidermis, la dermis, donde se alojan las fibras de colágeno, y la hipodermis, que es donde se encuentran los adipocitos que son células grasas que se crean en la adolescencia y que a lo largo de la vida crecen en volumen.

El origen de esta patología se encuentra en el mal funcionamiento del sistema circulatorio y linfático. Este mal funcionamiento ocasiona que los adipocitos se engrosen llenándose de agua, plasma, grasa y toxinas, haciendo además que el revestimiento de la célula se endurezca y se formen las fibras que tiran la piel hacia abajo provocando los temidos hoyuelos característicos de la celulitis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
La edad no ayuda

Todo este cuadro se complica cuando cumples 35 años, a esa edad empieza el proceso de envejecimiento, los niveles de colágeno y elastina empiezan a descender y los tejidos tienden a ponerse flácidos.

Esto empeora la celulitis porque a ese círculo de sangre, grasa y toxinas se sumará el descolgamiento.

Hoy os hablaré de los diferentes tipos de celulitis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
3 tipos de celulitis

1. Celulitis blanda o edematosa: esta patología comienza en la adolescencia pudiendo durar hasta los 30 años, se localiza en los muslos y se relaciona con el comienzo de la retención de líquidos. Por este motivo se produce un edema o acumulo de líquidos cargados de toxinas y que al aparecer está relacionado con hormonas. Por eso desde muy joven hay que tomar consciencia del problema.

2. Celulitis dura: es la que estando de pie o sentanda, la piel presenta hoyuelos profundos y al presionarla duele. Se produce porque en sus inicios no se le ha prestado atención y se ha cronificado. Se asocia a problemas circulatorios, linfáticos y a un exceso de grasa. Acude a centros de belleza para que movilicen la grasa con masajes, y ultrasonidos que rompan los nódulos grasos para que la celulitis vuelva a ser blanda. Tendrás menos dolor y su apariencia mejorará.

3. Celulitis flácida: está asociada a la edad, ya no solo afecta a las piernas,  puede surgir en brazos, espalda y barriga. En  este caso, necesitarás sesiones de radiofrecuencia potente para crear colágeno y elastina e intentar conseguir estructuras sanas y fuertes así como tomar suplementos de colágeno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Sistema circulatorio

Paa mejorar la celulitis hay que activar la circulación sanguínea.  Esto se consigue  con estimulación muscular a través del ejercicio físico, tanto aeróbico como de fuerza para que el corazón trabaje más en cada latido.

Si quieres resultados rápidos, apúntate a las máquinas de electroestimulación o los chalecos que tienen en los centros especializados de belleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Buenos consejos

La circulación linfática también hay que estimularla y se consigue con tratamientos como drenajes linfáticos o la presoterapia e incluso automasajes con cremas frías y el  siempre eficaz gesto de terminar la ducha con agua fría.

No te resignes a vivir con celulitis.  Ponle freno, acude al gimnasio, come fruta y verdura a diario, despídete de la bollería industrial, evita la retención de líquidos con ejercicio y acude a un especialista para que te recomiende el tratamiento más adecuado a tu tipo de celulitis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo