Cómo hacer que tu compra sea más respetuosa con el medio ambiente

Las frutas y verduras sin químicos ni aditivos ni pesticidas se abren paso en el mercado. Busca los productos de temporada y de kilómetro cero, más respetuosos con el medio ambiente. ¡Llena tu cesta de verde!

image
1 de 5
Tips de compra

Toma nota de unos gestos en los hábitos de compra:

- Lleva al mercado o al súper tus propias bolsas. Tienen una media de uso de 50 compras. Evita el consumo de plásticos y reduce los envases innecesarios (fruta o carne en bandejas de poliestireno). Cuanto más embalaje lleve un producto, más residuos genera.

- Opta por productos de proximidad (Km 0), la cadena de distribución y de transporte se acorta (se reducen las emisiones de CO2).

- Haz una lista de la compra. Adquiere la comida según tus necesidades y evita comprar de más: en España se desperdician 7,7 millones de toneladas de alimentos al año, según Agricultura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Huerto urbano

De la huerta, a la cazuela. Busca un espacio en casa para crear tu propio huerto 100% ‘eco’: te encantará sembrar, cuidar y recolectar hortalizas, frutas, hierbas aromáticas… ¡Qué ricas!  

- En el balcón, terraza o azotea, prepara un banco o una mesa de cultivo con los accesorios básicos: pala, tijeras de podar, guantes, rastrillo…

- Escoge las semillas según la época de siembra y recogida. Estudia las necesidades de sol y de riego. 

- ¿Qué puedes cultivar? Tomates, pimientos, guisantes, pepino; o hierbas aromáticas, como hierbabuena, albahaca, romero, perejil. 

- Crea tu propio compost con restos de verduras, mondas de fruta o posos de café. El resultado es un compuesto orgánico apto para la nutrición del suelo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Sellos de garantía

Los productos ‘eco’ deben llevar el sello oficial de la Unión Europea (foto derecha) que garantice su producción de acuerdo a unas normas de sostenibilidad

Estos productos buscan la calidad por encima de la cantidad y en su producción se incluye el uso racional de los recursos y el respeto a la Naturaleza.

Uno de los productos que tienen su etiquetado específico son los huevos, por ejemplo: si el primer dígito del sello es un 0, es ecológico; si es un 1, procede de gallinas camperas; si es un 2, procede de gallinas criadas en el suelo; si es un 3, procede de gallinas criadas en granjas industrializadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Pasión ‘veggie’

Los productos ecológicos favorecen la sostenibilidad del medio ambiente.

- La agricultura biológica se basa en los recursos renovables, evita la contaminación de la tierra, agua y aire. 

- Los productos no están modificados genéticamente ni contienen antibióticos ni aditivos químicos. 

- Escoge verduras y frutas de temporada. Siguiendo el ciclo natural, en invierno necesitamos la vitamina C que nos aportan los cítricos; y en verano, hidratación y betacarotenos (melón, sandía, mango).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Más legumbres…

Fomentar el consumo de legumbres y reducir el de carne roja es importante para nuestra salud y para el planeta 

- Lentejas, garbanzos y judías son de alto valor biológico (contienen aminoácidos esenciales), aportan proteínas e hidratos; y su producción es sostenible: su huella hídrica (agua usada) es baja.

- Consumir carne roja en exceso, la sal y el sedentarismo pueden aumentar el riesgo cardíaco. La ganadería es responsable del 18% de emisiones de gas efecto invernadero, según Greenpeace. Para producir 1 kg. de carne de vacuno se necesitan 15.000 litros de agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo