Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Perder tripa con más de 40 años es posible

La coach de belleza Cuca Miquel nos ayuda cada semana a estar más guapas.

1 de 5
Tu tripa no es la misma

Cuando tenías 20 años es más que probable que no tuvieras barriga, incluso podría parecer que estaba metida hacia dentro, estaba tersa y no había michelines ¿verdad?

Ahora cuando superas los 40, tengas o no hijos, tu abdomen está hacia fuera, blando y se forma un michelín justo debajo del ombligo aunque estés en tu peso.

Hoy intentaré explicar a qué se debe y cómo mejorar el aspecto de tu tripa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Corregir la postura

Este michielín puede ser por un problema postural debido a que tus músculos abdominales (el Core) se han debilitado por la falta de ejercicio. Además, la curvatura de las cervicales y de las lumbares se han acentuado por el uso del ordenador.

Para ello hay que corregir nuestra postura. Colócate de pie, mete los glúteos un poco hacia dentro, haciendo fuerza en los músculos no moviendo la cadera, echa los hombros hacia atrás, abriendo el pecho y sube ligeramente la cabeza como si alguien te estirara del pelo y quisieras crecer. Si lo haces mirando al espejo veras que tu barriga también se estiliza pareciendo más tersa.

Aprovecha a mantener esta postura varias veces al día: en la cola del supermercado, esperando a los niños en el colegio o en el atasco. Si te acostumbras a ella, te saldrá de forma natural, irás más erguida y parecerá que tu barriga disminuye. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
La importancia de la respiración

Cuando estés en esa postura, respira conscientemente y en cada inhalación, mete el abdomen como si quisieras pegar el recto del abdomen en la espalda, contén la respiración y exhala vaciando todo el aire.

Con ese gesto fortalecerás el abdomen y movilizarás los intestinos consiguiendo que no se acumulen gases.

Corregida la postura, ya solo os queda comprender que conforme se cumplen años, el organismo cambia y envejece.

Unos investigadores de la Universidad de Yale han descubiertoe, cuál es el motivo por el que la barriga de las mujeres de más de 40 cambia de forma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Nuestras células también cambian

El problema reside en unas celulas llamadas macrófagos que son las que transforman la grasa en energía y retiran los deshechos de nuestro organismo.

Con los años esas células sufren un proceso inflamatorio, que, unido a hábitos alimentarios no adecuados y a falta de ejercicio físico, desencadena una reacción enzimática que provoca un mal funcionamiento de esas células y por eso, aunque te mates a abdominales los macrófagos inflamados no combustionen la grasa en energía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Cambio de hábitos

Aún no hay medicamentos que solucionen este problema, por lo que por el momento, para evitar los no deseados michelines hay que alimentarse correctamente y ser consciente de que tu cuerpo ya no reacciona igual a la comida como cuando tenías 20 años.

Además, hay que fortalece el core acudiendo a clases de Yoga o aprendiendo técnicas hipopresivas.

También puedes recurrir a terapias con radiofrecuencia de diatermia para que estimulen a los macrófagos y los desinflamen. 

Por ello, si has cumplido los 40 y te preocupa tu barriga, cambia tus hábitos alimentarios, corrige la postura, elige alguna actividad física, disfruta cada segundo de tu vida y respira metiendo el abdomen hacia dentro mientras se descubre el serum de la eterna juventud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo