Dieta post-navidad

Las fiestas pasan factura: se engorda una media de tres kilos. Te contamos cómo perderlos de forma sana

1 de 3
Quema los excesos

Según datos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, ganamos tres kilos de media por los excesos navideños. Para quemarlos, proponemos una dieta post-Navidad, depurativa y adelgazante. No se trata sólo de perder peso, sino de equilibrar el organismo. También es recomendable que sea una dieta rápida para que favorezca una pérdida de peso, pero no mantenerla más de cinco días para no perjudicar la salud. Además, en la dieta post-Navidad es esencial cuidar el proceso de cocción de los alimentos: caldos, pescados o aves hervidas, purés de verduras, zumos naturales, infusiones, etc.
Consejos básicos
• No saltarse ninguna comida. Si no seguimos esta regla, nuestro cuerpo, ante la duda de no saber cuándo volverá a recibir alimento, no quemará las calorías.
• No sentarse a comer con demasiado apetito. Los expertos recomiendan consumir fruta fresca rica en fibra (mejor sin pelar), por su efecto saciante, y un vaso de agua antes de comer.
• Consumir verduras y frutas drenantes, ya que nos ayudan a sentirnos más ligeras.
• Cuidar la flora intestinal. Para ello, es preferible consumir alimentos ricos en fibra y algunos probióticos (en yogures).
• Disminuir el consumo de sal. Un buen truco es sustituirla por especias, como la pimienta o la nuez moscada.
• La cocción. Cocinar al horno, en el microondas o al vapor es una forma de compensar los abusos de fritos y salsas tan propios de las fiestas de Navidad.
Tras los banquetes navideños, la doctora María Concepción Vidales, directora médica de la Clínica Nutrimedic en Madrid (www.nutrimedic.com) recomienda como complemento de la dieta: “Beber agua, de  1,5 a 2 litros al día. Usar aceite de oliva, de 2 a 3 cucharadas, tanto para cocinar como para aliñar.”

 

2 de 3
LOS PROS Y LOS CONTRAS

PROS
■ Mejora de los hábitos de alimentación y, sobre todo, de preparación de los alimentos.
■ Los resultados de este plan son magníficos: aumenta nuestra calidad de vida, ya que hemos aprendido a alimentarnos de forma saludable.
■ Favorece el sueño y descanso.
■ Aprendemos a controlar la ansiedad que genera pasar hambre.

CONTRAS

■ Se debe seleccionar el tipo de calorías que se ingieren, algo difícil y complicado: no son lo mismo calorías procedentes de hidratos que
de proteínas o de grasas.  
■ Hay que pesar las raciones y no excederse en la cantidad de comida, con el fin de alcanzar un equilibrio entre proteínas, hidratos de carbono y grasas.

3 de 3
EJEMPLO DE MENÚ

La Dr. Vidales nos propone:
Desayuno: piña, 2- 3 rodajas. Leche desnatada  con café o té . Tostada integral con  pavo frío (dos lonchas).
Media mañana y media tarde: zumo depurativo de pomelo y naranja.
Comida: de primero, ensalada de espinacas o cogollitos de lechuga. Segundo: pollo asado sin piel o ternera blanca  o pescado blanco al horno.  De postre, té rojo.
Cena: caldo depurativo de vegetales o tortilla francesa  de espinacas o crema fría de puerros o brécol hervido.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo