El Rey Juan Carlos abdica en el Príncipe Felipe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado la decisión del Rey de abdicar del trono, lo que él mismo comunicará a la nación en las próximas horas: "Su majestad el Rey don Juan Carlos acaba de comunicarme su decisión de abdicar".

Don Mariano Rajoy ha anunciado, en declaración institucional, la decisión del Rey Juan Carlos I de abdicar y transmitir la Jefatura del Estado en su hijo, el Príncipe Felipe, de conformidad con lo previsto en el artículo 57, 1º y 2º de la Constitución. Mariano Rajoy ha anunciado la decisión del Rey de abdicar del trono, lo que él mismo comunicará a la nación en las próximas horas. El Monarca, aquejado por un largo proceso de debilitamiento de su salud, estudiaba desde hacía tiempo la posibilidad de ceder el trono al Príncipe Felipe. "Su majestad el Rey don Juan Carlos acaba de comunicarme su decisión de abdicar", ha comunicado Rajoy. "Espero que en un plazo muy breve, las Cortes españolas puedan proceder al nombramiento como Rey del que hoy es el Príncipe de Asturias", ha añadido el presidente. Rajoy ha elogiado la labor de Don Juan Carlos como "un defensor infatigable de nuestros intereses" y ha transmitido que el proceso de abdicación se desarrollará "en un contexto de estabilidad institucional y como prueba de la madurez de nuestra democracia".

El discurso del Rey:

El Rey Juan Carlos ha explicado las razones de su abdicación en un mensaje a toda España: "Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando y a afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana. Mi hijo Felipe, heredero de la Corona, encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica. Cuando el pasado enero cumplí setenta y seis años consideré llegado el momento de preparar en unos meses el relevo para dejar paso a quien se encuentra en inmejorables condiciones de asegurar esa estabilidad. El Príncipe de Asturias tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado y abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación. Contará para ello, estoy seguro, con el apoyo que siempre tendrá de la Princesa Letizia".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad